apretón de manos

Nuestro cuerpo tiene varios indicadores de salud a simple vista, como la piel y la contextura, cuyo estado puede advertir de enfermedades dignas de atención inmediata. Pero, ¿cuántos imaginarían que la fuerza de agarre de nuestras manos también podría dar idea sobre nuestra condición de salud?

Sí, las manos no solo nos indican cuánta fuerza tiene una persona. Los investigadores, médicos o cualquier curioso bien informado también pueden hacerse una idea de la velocidad con la que envejecemos. Pero más importante aún, pueden diagnosticar afecciones graves como la enfermedad cardíaca y el cáncer.

¿Cómo se mide la fuerza de agarre en las manos?

mujer con dinamómetro, instrumento que mide la fuerza de agarre en las manos para evaluar la salud
La fuerza de agarre en las manos para evaluar la salud se puede medir con la un dinamómetro.

Aunque suene como algo trivial, existe un instrumento que permite medir la fuerza de agarre en nuestras manos: el dinamómetro. Su uso es bastante simple y consiste en que la persona lo agarre tal y como sostendría un vaso, con el codo metido hacia un lado y en ángulo recto. Lo siguiente sería apretar el instrumento durante unos cinco segundos.

Por lo general, los implicados deben realizar tres apretones en cada mano, y quienes los evalúan comparan el promedio para cada una y con los valores de referencia.

Entre los 20 y 29 años de edad, los hombres tienen un promedio de 46 Kg, mientras que las mujeres de 29 kg. Como es de esperar, estos valores disminuyen conforme envejecemos, siendo de 39 kg y 23,5 kg respectivamente entre los 60 y 69 años de edad.

Fuerza de agarre en las manos como indicador de salud cardíaca

Los estudios sobre este tema sugieren que tener una fuerza de agarre inferior a los promedios citados se relaciona con algunas enfermedades comunes en nuestros tiempos. Entre ellas, la enfermedad cardíaca, ya que una menor fuerza en las manos sugiere daños en la estructura y funcionamiento del corazón.

De hecho, una fuerza de agarre inferior funciona como un fuerte predictor de muerte cardíaca, hospitalización por insuficiencia cardíaca y muerte por cualquier causa. ¿Quién lo imaginaría?

Fuerza en las manos puede predecir supervivencia en el cáncer

mujer con camisa contra el cáncer prueba fuerza de agarre en manos
Una mayor fuerza de agarre en las manos se asocia con una mayor probabilidad de sobrevivir al cáncer.

Por si fuera poco, esta también puede predecir la supervivencia en el cáncer. Bien sabemos que esto depende mayoritariamente de factores como el momento del diagnóstico, el tipo de cáncer y el tipo de tratamiento. Sin embargo, un estudio publicado en Journal of Cachexia, Sarcopenia en Muscle halló que los pacientes con más probabilidades de sobrevivir a cáncer de pulmón de células no pequeñas también tenían más fuerza de agarre.

Otro estudio reveló que el diagnóstico de cáncer colorrectal, de próstata o de pulmón en los hombres y cáncer de mama y de pulmón en las mujeres se asocia con una reducción de cinco kilogramos en la fuerza de agarre en personas entre 60 y 69 años.

Y en consonancia con los resultados previos, la disminución de la fuerza de agarre también se asoció con una mayor probabilidad de muerte por cáncer colorrectal en hombres y cáncer de mama en mujeres.

Pérdida de tono muscular por obesidad y envejecimiento

manos jóvenes sosteniendo manos ancianas
La fuerza de agarre en las manos puede indicar la velocidad a la que envejecemos.

Otro factor asociado a la pérdida de fuerza de agarre en las manos es la obesidad, debido a que la grasa dentro y alrededor de los músculos reduce la eficiencia de estos.

Una de las enfermedades más relacionadas con la obesidad es la diabetes, y un estudio también ha encontrado una relación entre esta y una fuerza de agarre más débil. Los investigadores creen que la reducción de la eficiencia muscular puede estimular la inactividad, y esto lleva al deterioro de los músculos.

Y como indicamos al principio, la fuerza de agarre disminuye de forma natural con la edad, y esto se debe precisamente a la pérdida de masa muscular. El simple hecho inevitable de envejecer hace que nuestra masa muscular se reduzca a una tasa del 1 por ciento anual desde la mediana edad.

mujer sosteniendo pesa con sus manos
Hacer ejercicio puede prevenir la pérdida de tono muscular, y por ende, la de la fuerza de agarre.

Sin embargo, los expertos también destacan otro factor, que es el funcionamiento del sistema nervioso, ya que con al envejecer las señales no viajan tan rápido. Mientras que otro estudio asocia la pérdida de fuerza de agarre en las manos de adultos mayores con la reducción de las funciones cognitivas.

Con lo dicho hasta ahora, seguro hay una pregunta más que responder: ¿cómo evitar la pérdida de fuerza de agarre en las manos para gozar de una mejor salud? Pues bien, la respuesta es simple y muchos ya la conocen: hacer ejercicio. Así que ya tienes una buena razón para empezar, retomar o continuar.

Referencias:

Grip Strength: An Indispensable Biomarker For Older Adults. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6778477/

Associations of grip strength with cardiovascular, respiratory, and cancer outcomes and all cause mortality: prospective cohort study of half a million UK Biobank participants. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5939721/

Weak handshake could be sign of a failing heart. https://www.bhf.org.uk/what-we-do/news-from-the-bhf/news-archive/2018/march/weak-handshake-could-be-sign-of-a-failing-heart

Handgrip weakness, low fat‐free mass, and overall survival in non‐small cell lung cancer treated with curative‐intent radiotherapy. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/jcsm.12526