medicamento inyectable y coronavirus

Hasta ahora, el único medicamento que demostrado que puede reducir la mortalidad por COVID-19 es la dexametasona. Este es un corticosteroide utilizado para tratar enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoides y el lupus.

Sin embargo, la dexametasona no es perfecta: en realidad no ataca al problema como tal, y su empleo conlleva una serie de efectos secundarios ya que suprime la respuesta inmunitaria.

En cambio, el remdesivir, otra opción que ha mostrado eficacia en la pandemia, tiene propiedades antivirales contra el SARS-CoV-2, lo cual es un punto positivo. Es decir, el fármaco, desarrollado por la farmacéutica Gilead Sciences como indicamos en una entrada previa, funciona inhibiendo la replicación del virus.

El remdesivir fue aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para su “uso de emergencia”. Sin embargo, se siguen realizando pruebas, como el ensayo ACTT-1, para examinar su eficacia como tratamiento contra la nueva enfermedad. Por fortuna, sus resultados ya se han publicado.

Remdesivir puede impedir el progreso de la COVID-19

El ensayo ACTT-1 sigue un diseño estándar: doble ciego, aleatorizado y controlado, cuya aplicación conjunta confiere cierta confiabilidad a los resultados, posteriormente revisados por otros especialistas previa publicación.

Las pruebas revelaron que los pacientes con COVID-19 que recibieron el fármaco mejoraron y se recuperaron más rápido. Además, tenían menos probabilidades de que la enfermedad progresara a un cuadro más grave.

Como es de esperar, esto influyó en una pronta alta hospitalaria, y dio lugar a una tasa de mortalidad de 11.4 por ciento, más baja que la de 15.2 por ciento de los pacientes que recibieron el tratamiento habitual.

Un efecto limitado a pacientes con oxígeno suplementario

mano sosteniendo frasco de remdesivir
El remdesivir puede reducir la mortalidad de pacientes de COVID-19 de forma modesta.

Los hallazgos son, sin lugar a dudas, positivos, pero el director de la Facultad de Medicina de la Universidad Anglia Ruskin, John Kinnear, dice que aún es pronto para cantar victoria. El uso de este fármaco no está exento de efectos secundarios, y a pesar de que puede reducir la mortalidad, su impacto aún es modesto.

En realidad, el remdesivir tiene un efecto limitado entre los pacientes con COVID-19, pudiendo apreciarse solo en aquellos no tan gravemente enfermos y que estaban recibiendo oxígeno suplementario.

No podemos dejar de resaltar tampoco que, aunque significativo, el ensayo ACTT-1 fue relativamente pequeño, y aún no se ha probado de forma controlada en poblaciones más robustas.

Recibir este fármaco no implica que los pacientes infectados estarán fuera de peligro. Según los resultados, uno de cada diez pacientes seguirá deteriorándose y muriendo a pesar de ello.

A ello sumamos que el tratamiento, producido por Gilead Sciences, cuesta alrededor de US $ 2.340 (£ 1.795). Y dadas las compras masivas que se han hecho, es probable que no hay tanta disponibilidad como para suministrarlo a todos los que cumplan con los criterios mencionados.

Remdesivir combinado con dexametasona

Lo bueno es que también puede utilizarse combinado con el corticosteroides más aclamado en esta pandemia: la dexametasona. De hecho, Kinnear dice que, el análisis de otros subgrupos que han recibido el tratamiento conjunto de remdesivir y dexametasona sugiere que esta combinación aporta un beneficio adicional.

“ACTT-1 me dice que, siempre que pueda encontrar remdesivir en el estante de la farmacia, debería estar seguro de usarlo en cualquier paciente que esté recibiendo oxígeno solo, con la esperanza de que se recupere antes y, lo que es más importante, evite la progresión a necesitar ventilación en cuidados intensivos. También debo seguir usando la dexametasona normalmente, esperando un beneficio adicional”.

De modo que no tenemos una cura mágica, inmediata y versátil contra la nueva infección. Es por esta razón que las investigaciones dirigidas a encontrar otros tratamientos entre los fármacos existentes continúa incluso con remdesivir y dexametasona en el mercado.

Referencias:

Remdesivir study finally published – an expert in critical care medicine gives us his verdict. https://theconversation.com/remdesivir-study-finally-published-an-expert-in-critical-care-medicine-gives-us-his-verdict-147862

Coronavirus (COVID-19) Update: FDA Issues Emergency Use Authorization for Potential COVID-19 Treatment. https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/coronavirus-covid-19-update-fda-issues-emergency-use-authorization-potential-covid-19-treatment