Logo de Facebook sobre fondo compuesto por código binario

Facebook ha anunciado una nueva medida, se trata de prohibir en su plataforma publicaciones que nieguen o distorsionen el Holocausto. Además de eso, la compañía se dará a la tarea de direccionar a sus usuarios a fuentes autorizadas, donde hallen información veraz relacionada con esta matanza impulsada por los nazis.

Esta situación se origina después de que sobrevivientes del genocidio impulsaran una campaña dirigida a Mark Zuckerberg, con el propósito de que se elimine de la red social publicaciones que nieguen este terrible hecho.

Para este grupo de personas, Facebook promovía de forma activa contenido que negaba el Holocausto. Inclusive, dichas declaraciones fueron sometidas a investigación, hasta el punto de que el Instituto para el Diálogo Estratégico (ISD, por sus siglas en inglés) encontrara que el algoritmo de Facebook estaba parcializado, pues, al hacer búsquedas relacionadas con este, la plataforma los redireccionaba a páginas que negaban el hecho, dejando en evidencia la posición de la compañía.

Facebook prohíbe publicaciones que nieguen el Holocausto

Facebook parece haber recapacitado e intenta remediar esta situación. Incluso, dice hacerlo para combatir el odio hacia su plataforma, y ante la desinformación de los jóvenes sobre este punto. Recalca que después de un año de consultas con expertos, ha decidido prohibir la circulación de “estereotipos antisemitas” en su red. Al respecto, su presidente y director ejecutivo agregó:

 “He luchado con la tensión entre defender la libertad de expresión y el daño causado por minimizar o negar el horror del Holocausto. Mi propio pensamiento ha evolucionado a medida que he visto datos que muestran un aumento de la violencia antisemita, al igual que nuestras políticas más amplias sobre el discurso de odio”.

Del mismo modo, Zuckerberg indicó que su equipo de trabajo se está esforzando por eliminar discursos de odio de la red social. Hizo referencia a las más de “250 organizaciones supremacistas blancas”, y a las nuevas políticas impuestas para abordar los grupos de milicias y QAnon.

Sin embargo, la compañía también recalcó que la aplicación de estas medidas no serán de la noche a la mañana, pues, llevará tiempo preparar a sus revisores de contenido, pero que agradece toda la colaboración y franqueza posible para hacer de la web un sitio más agradable.