ballena azul en el océano

Aunque dentro del agua se nos haga difícil escuchar algo, el sonido es una forma vital de comunicación en los océanos, en especial a largas distancias. Muchos animales marinos se valen del sonido incluso para alimentarse a través de la ecolocalización.

Un vivo ejemplo de ello es la ballena azul, el animal más grande de la Tierra , y también uno de los más ruidosos. Los científicos han estudiado su canto durante décadas, pero aún hay muchas dudas respecto a su significado.

Lo bueno es que un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford ha dado un paso importante en su comprensión. Publicaron un artículo en la revista Current Biology en el que informan que ciertos patrones en los trinos y bramidos de las ballenas azules indican cuándo están migrando.

Registro de canto de ballenas azules durante 5 años

hidrófono instalado en el fondo del océano
Hidrófono instalado en el fondo del océano para grabar los cantos de las ballenas azules. Foto: MBARI.

Los investigadores compararon los patrones de las canciones diurnas y nocturnas en los diferentes meses del año durante cinco años seguidos. Para ello, usaron una tecnología de grabación avanzada: un micrófono submarino, llamado hidrófono; y el popular etiquetado de las ballenas individuales para identificarlas.

En el año 2015, los científicos del Monterey Bay Aquarium Research Institute (MBARI) colocaron un hidrófono a 18 millas de la costa de Monterey, a 900 metros bajo el nivel del mar.

El hidrófono estuvo conectado a un observatorio cableado submarino llamado MARS. Gracias a ello han podido grabar lo que acontece en el océano profundo durante más de cinco años.

Canciones nocturnas durante el verano, canciones diurnas para migrar

Luego analizaron la información recolectada y descubrieron que, durante los veranos, las arias (cantos individuales) de las ballenas se hicieron más fuertes y comunes principalmente durante la noche. Pero además, este canto se mantenía cuando estaban en grupos.

También notaron que cada año alcanzaban un pico en la actividad del canto. Después de esto, las ballenas comenzaron a movilizarse hacia aguas más cálidas, y en este momento el canto se convirtió en una actividad diurna.

Es decir, las ballenas azules dejan de cantar durante la noche y lo hacen durante el día cuando comienzan a migrar desde sus áreas de alimentación frente a la costa de América del Norte a sus áreas de reproducción frente a la costa central America. El fenómeno es comparable a un montón de gente cantando una canción de excursión.

Un gran paso en la comprensión del comportamiento de las ballenas azules

“En los datos de los hidrófonos, vimos patrones realmente fuertes sobre este enorme dominio espacial”, dice William Oestreich, estudiante de posgrado en biología en la Estación Marina Hopkins de la Universidad de Stanford.

“Cuando vimos exactamente el mismo patrón en animales individuales, nos dimos cuenta de que lo que habíamos estado midiendo durante cientos de kilómetros es en realidad una señal de comportamiento real, y que representa el comportamiento de muchas ballenas diferentes ”.

A pesar de que son inmensas y hacen largos viajes, aún es poco lo que se sabe sobre los comportamiento de las ballenas azules. Pero este tipo de hallazgos pueden ser útiles para comprenderlas mejor y tomar acciones eficaces para protegerlas.

Por ejemplo, si a través de su canto es posible predecir sus épocas de migración, esto podría ayudar a los investigadores marinos a prevenir choques fatales con los barcos.

Referencia:

Stanford researchers find pattern in whale songs that predicts migration. https://news.stanford.edu/2020/10/01/pattern-whale-songs-predicts-migration/