Calle de ciudad bañada por la luz del sol pintando todo de anaranjado y amarillo.
Vía PxHere.

El calentamiento global es un problema con el que el mundo ha tenido que lidiar por años. Sin embargo, incluso hasta la fecha no ha llegado a dar una respuesta verdaderamente contundente contra este.

Como consecuencia, hemos tenido que ver como el fenómeno se agrava año tras año, afectando a la naturaleza que nos rodea –y a nosotros también–. Ya en oportunidades anteriores se ha mencionado que el calentamiento global puede estar causando un deterioro paulatino de nuestra salud. De hecho, ya grandes naciones como China incluso han visto a su población en riesgo debido al aumento de las temperaturas.

Para este momento, no es un secreto que la llegada del calor poco a poco está afectando nuestra salud. Sin embargo, hasta ahora no teníamos un conocimiento claro de quiénes eran más afectados por esta situación.

Ahora, un estudio recientemente publicado en la revista científica PLOS Medicine, ha llegado para resolver esta incógnita. La investigación, llevada a cabo por Yuming Guo y sus colegas, se enfocó específicamente en determinar si había una distribución desigual de los problemas y enfermedades causadas por calor según las condiciones socioeconómicas de las personas.

La vulnerabilidad al calor no se distribuye uniformemente

Los investigadores de la Universidad de Monash en Australia eligieron a Brasil para realizar su investigación. Allí, desde el 2000 hasta el 2015 hicieron seguimiento de las fluctuaciones de temperatura y las hospitalizaciones en la temporada de calor. En total, los científicos cubrieron el 78,4% de la población brasileña al hacer seguimiento a 1.814 ciudades y analizar 49 millones de hospitalizaciones.

Una vez recaudados los datos pudieron pasar a organizarlos. Para poder determinar si había diferencias según la condición socioeconómica, clasificaron las ciudades en tres grupos: ingresos medianos bajos, ingresos medios e ingresos altos.

Luego de esto, establecieron relaciones entre la cantidad de hospitalizaciones reportadas por zona y el nivel socioeconómico general de estas. Para tener una idea incluso más específica de la situación, dividieron su registro de hospitalizaciones en dos: aquellas registradas por cualquier causa y aquellas relacionadas con el calor.

La condición socioeconómica hizo la diferencia

Los estudios de los investigadores revelaron que las ciudades de ingresos medianos bajos tenían casi el doble de hospitalizaciones reportadas durante la época de calor en Brasil. Según la investigación, un aumento de 5°C en la temperatura se traducía en un aumento del 5,1% en las hospitalizaciones por cualquier motivo en las zonas de ingresos medianos bajos. Por su parte, el aumento fue de 3,7% en las áreas de ingresos medios y de solo 2,6% en las de altos ingresos.

Cuando los investigadores pusieron su atención en los reportes de hospitalización por motivos relacionados con el calor, encontraron que el patrón se repetía. Por lo que, se pudo determinar que, aunque las áreas tuvieran el mismo aumento de temperatura, la condición socioeconómica de estas podía determinar qué tan afectada se vería la salud de sus habitantes.

Debemos cambiar el foco de atención

“Las ciudades menos desarrolladas mostraron asociaciones más fuertes entre la exposición al calor y las hospitalizaciones por todas las causas y ciertos tipos de hospitalizaciones por causas específicas en Brasil. Esto puede exacerbar las desigualdades geográficas de salud y socioeconómicas existentes en un clima cambiante”, escribieron los autores a modo de conclusión.

Con su investigación, estos esperan dar un poco más de luz sobre los problemas de salud que pueden sufrir las ciudades a medida que el calentamiento global continúe avanzando. Igualmente, consideran que este descubrimiento muestra lo vital que será enfocar la atención en las áreas de menos desarrollo, ya que estas correrán más riesgos a largo plazo. Si esto no se lleva a cabo, entonces la brecha de salud entre un estrato económico y otro solo se ensanchará más. Para evitarlo, los autores promueven la equidad como una característica necesaria en la prestación de servicios de salud.

Referencia:

Socioeconomic level and associations between heat exposure and all-cause and cause-specific hospitalization in 1,814 Brazilian cities: A nationwide case-crossover study: https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1003369