En el año 2013, Studio Ghibli estrenó la película titulada ‘El cuento de la princesa Kaguya’, la cual recibió aplausos de pie por parte de la crítica. Esta cinta, que cuenta la historia de una pequeña princesa que aparece de un bambú, es la primera película de Ghibli que se basa en un antiguo cuento japonés que, de hecho, es el más antiguo de Japón. Por esto, hoy te contaremos la verdadera historia en la que se basa la película.

La verdadera historia se llama ‘El cuento del cortador de bambú’ y es el relato de ficción japonés más antiguo que existe. Data del siglo X, durante el periodo Heian, y no se sabe quién es el autor de la obra, la cual, además de la historia, tiene varias ilustraciones del tipo Yamato-e, que es el estilo clásico de pintura japonesa. El pergamino se conservó y digitalizó, por lo que puedes encontrar un PDF de la versión original en la Biblioteca Digital Mundial.

El cuento comienza con Taketori no Okina, un anciano cortador de bambú que nunca había tenido hijos. Un día, cuando estaba haciendo su trabajo, se encontró un árbol de bambú que emitía una fuerte luz desde su interior. Cuando llegó a él y lo cortó, se encontró con una bebé muy pequeña, del tamaño de un pulgar, que reposaba en su interior. Asombrado, decidió llevársela a su casa para mostrársela a su esposa y que, entre ambos, pudieran decidir qué hacer con ella.

La mujer vio a la bebé y llegó a la conclusión de que era un regalo del cielo, así que decidieron que ambos criarían a la niña y la llamarían Kaguya-hime, es decir, princesa Kaguya o princesa de la luz brillante.

Desde ese día, el hombre comenzó a encontrar oro dentro de cada bambú que cortaba, así que muy pronto él y su esposa se volvieron ricos. La bebé creció en una gran casa y se convirtió en una hermosa y elegante mujer que era conocida en toda la región. En vista de esto, llegaron cinco príncipes a proponerle matrimonio, pero ella, que no quería casarse, decidió ponerle tareas imposibles de cumplir como condición para que le pidieran su mano.

Al primer príncipe le pidió que trajera el cáliz sagrado de Buda que, según la leyenda, estaba en la India. El hombre volvió tiempo después con una taza asegurando que se trataba de la reliquia que ella buscaba, pero Kaguya supo que no se trataba del verdadero cáliz, pues solo era una taza vieja que el hombre había encontrado en un templo de Kioto.

El segundo tenía como tarea encontrar una legendaria rama hecha de plata y oro. Este era astuto y, utilizando sus riquezas, decidió pagarle a unos joyeros para que la elaboraran. Cuando la princesa Kaguya vio la rama, casi queda convencida de que era la real, pero pronto llegaron los joyeros a solicitar su dinero y así se descubrió la trampa del príncipe, así que tampoco se casó con él.

El siguiente príncipe debía traerle una legendaria túnica hecha con el pelo de la rata de fuego. Este, al igual que el anterior, decidió pagarle a unos comerciantes que iban a China para que le trajeran una piel muy hermosa. Cuando se la entregó a Kaguya, esta dijo que la piel de la rata de fuego no podía quemarse, así que debía probar, por lo que lanzó el regalo al fuego y este, naturalmente, se quemó, dejando al príncipe enojado y apenado.

Al cuarto príncipe le pidió que le trajera una joya de colores que brillaba al cuello de un dragón. Este realmente se esforzó, pues viajó a muchos sitios distintos en busca del dragón, pero un día hubo una fuerte tormenta que azotó su barco y él casi muere en el viaje, por lo que desistió y dejó de buscar al dragón.

Ilustración del pergamino original de la leyenda
Ilustración del pergamino original de la leyenda.

El quinto y último príncipe fue el que tuvo el destino más desafortunado, pues Kaguya le pidió que le llevara una una concha preciosa que nace de las golondrinas. El príncipe buscó en todos lados, y en oportunidad, cuando este creía haberla encontrado, subió a buscarlo al nido y, cuando trató de bajar las escaleras rápidamente, se resbaló y murió. Lamentablemente, lo que traía en la mano era simplemente una concha vieja de una golondrina, por lo que también falló en su búsqueda y la princesa no se casó.

Estos rumores llegaron a oídos del Emperador, quien se encontró intrigado por la belleza e inteligencia de la princesa, así que decidió visitarla. El Emperador se enamoró de ella y le pidió que fuera su esposa, pero la princesa Kaguya rechazó su propuesta, asegurándole que ella no podía estar con él porque había nacido en la Luna. Aún así, él siguió insistiendo.

Al cabo de los días, la princesa comenzó a sentirse sola y se alejó de todos en su cas. Lloraba cada vez que veía la Luna, pero no le contaba a nadie qué era lo que le sucedía, hasta que un día antes de la luna llena a mediados de agosto, decidió explicar que la razón de su tristeza era que ella venía de la Luna y que pronto volverían a buscarla durante la próxima luna llena.

Ilustración del pergamino original de la leyenda, cuando la gente de la Luna va a buscar a la princesa Kaguya.

Las alarmas se encendieron en su casa. El Emperador decidió enviar soldados a que custodiaran a la princesa y la resguardaran de cualquiera que viniera a buscarla y ahí esperaron. Cuando llegó la noche y la luna se puso llena, esta emitió una luz enceguecedora y la gente de la Luna bajó a buscar a la princesa Kaguya. Los soldados estaban cegados y, misteriosamente, habían perdido las ganas de luchar, por lo que Kaguya se despidió de sus padres, les dijo que debía irse aunque no quería hacerlo, la princesa le dejó al Emperador una carta y una botella con el Elixir de la Vida, y se fue con la gente de la Luna.

El Emperador se rehusaba a perder a la princesa Kaguya, por lo que mandó a un equipo de soldados a la montaña más alta de Japón, en donde quemarían la carta y la botella que Kaguya le había dejado, con la esperanza de que el humo llegara a ella algún día.

Se dice entonces que la palabra inmortalidad, que en japonés se pronuncia fushi (不死) dio origen al nombre de la montaña, que hoy en día conocemos como Monte Fuji.

Más que una leyenda

La adaptación más fiel de la verdadera historia de la princesa Kaguya es, sin dudas, el filme de Ghibli, el cual es increíblemente detallista y nos mete en el contexto de la leyenda, pues la trama está ambientada en el periodo Heian de Japón y es históricamente correcta con respecto a los vestuarios, maquillaje, costumbres y otros aspectos de la cultura japonesa. Además, visualmente es similar al estilo de arte clásico japonés que podemos ver en el pergamino original del cuento de cortador de bambú, pues utilizaron la técnica Yamato-e para ambientar la película completa y, por lo tanto, cada escena es una obra de arte.

Sin embargo, esta no es la única producción que adaptó este antiguo cuento japonés. En realidad, esta historia ha inspirado a un sinfín de productos cinematográficos con los cuales seguramente te has topado. Por ejemplo, podemos ver esta historia en la segunda película de InuYasha, ‘InuYasha: El castillo de los sueños en el espejo’, en donde uno de los personajes es la princesa Kaguya.

También aparece una referencia del cuento en la segunda película de Sailor Moon, ‘Sailor Moon S The movie’, la cual se basa en el volumen número 11 del manga titulado ‘El Amor de la Princesa Kaguya’. Además, la princesa también aparece en uno de los capítulos de la serie live-action ‘Pretty Guardian Sailor Moon’.

Incluso en Naruto Shippuden existe una referencia a la princesa, tanto en el anime como en el manga, pues la madre del Sabio de los seis caminos, Hagoromo Otsusuki, se llama Kaguya Otsusuki, y se dice que una parte de su plan se instaló en la Luna y la otra, en la Tierra.

Tonikawa: over the moon for you
Tonikawa: Over The Moon For You

Actualmente, uno de los animes originales de Crunchyroll llamado ‘Tonikawa: Over The Moon For You’, que recientemente publicó su primer episodio, también hace referencia a la leyenda. En este capítulo titulado ‘Matrimonio’ el protagonista principal, Nasa, menciona que Tsukasa se parecía mucho a la princesa Kaguya y cuenta brevemente la leyenda.

Esta serie está dando bastante de qué hablar, pues además de que se trata de uno de los más recientes originales de Crunchyroll, esta se basa en el manga shōnen ‘Tonikaku Kawaii: Fly Me to the Moon’, el cual fue escrito e ilustrado por Kenjiro Hata. Esta historia de comedia empieza con una trama fuerte desde el inicio, pues cuando Nasa le pide a Tsukasa que saliera con él, esta acepta solamente si él se casa con ella.

Sin dudas esta se trata de una propuesta divertida que raya en lo absurdo, y con el estreno de su primer capítulo ya está creando expectativa. Ha recibido críticas muy positivas, pues en la propia página de Crunchyroll la han clasificado con 5 estrellas, así que esta comedia de matrimonio ya tiene una base de seguidores esperando el estreno de su próximo capítulo este sábado 10 de octubre.

Como estas hay miles de historias que cuentan la historia de la princesa Kaguya, y probablemente esta leyenda continúe apareciendo en millones de historias más, demostrando así que la cultura japonesa siempre tratará de mantener vivos sus mitos y cuentos más antiguos.

Este artículo fue publicado originalmente en PlayerOne.

Escribir un comentario