madre ayuda a hija con su tarea escolar

Asistir a la escuela y recibir asesoría de buenos profesionales pedagógicos son dos factores importantísimos en el éxito educativo. Aún así, muchos están de acuerdo en que el proceso en realidad inicia en casa. Nuestros padres son nuestros primeros maestros.

La evidencia de ello la encontramos en un estudio realizado por profesionales de la Universidad de Sussex y publicado en la revista The Royal Society. Los padres tienen una influencia mayor en el rendimiento de los niños en las matemáticas que cualquier otro factor relacionado con el entorno escolar.

Factores que pueden influir en el éxito estudiantil en las matemáticas

Los investigadores querían determinar predictores de trayectorias de logros en matemáticas en estudiantes de primaria y secundaria explorando diferentes aspectos del entorno escolar. Entre ellos, el afecto hacia la escuela, las relaciones alumno-maestro, las características de los maestros, las actitudes hacia las matemáticas y las percepciones del maestro de matemáticas.

Para ello, examinaron las respuestas emitidas por alrededor de 7,000 estudiantes que participaron en el Estudio Longitudinal de Padres e Hijos de Avon (ALSPAC, por sus siglas en inglés).

Tener profesores dedicados no garantiza logros en matemáticas

niño y profesor en un salón de clases
Ni la relación entre los estudiantes y los profesores, ni la calidad de estos últimos, predice el éxito en las matemáticas.

Los hallazgos en realidad sorprendieron a los investigadores. Y es que encontraron una influencia significativa entre un buen clima escolar con el buen rendimiento estudiantil en matemáticas.

Por ejemplo, los estudiantes de secundaria con mejor desempeño matemático tendían a percibir a su maestro como alguien justo con todos sus compañeros de clase. Sin embargo, esta calidad en el instructor no tiene un impacto significativo en su rendimiento académico en la materia.

Ni ser enseñados por profesores con una comprensión sólida de las matemáticas, o que se esforzaran por hacer la materia interesante o que les recordaran la importancia de esta, sirve para predecir los logros en las matemáticas.

Interés propio y de los padres por las matemáticas

estudiante resuelve ejercicios de matemáticas
El interés propio es el predictor de logros en matemáticas más significativo a nivel estadístico.

En cambio, la propia capacidad académica de los padres, y la relación de estos con sus hijos, fueron indicadores más precisos del éxito de sus hijos en las matemáticas en comparación con el clima escolar.

A pesar de ello, la actitud de los niños hacia la materia fue el único factor que demostró ser un predictor estadísticamente significativo en la obtención de logros en matemáticas. Los niños de escuela primaria adeptos a las matemáticas estaban casi un año adelantados cuando llegaban a secundaria comparados con los no adeptos a ellas.

Así que son, en primer lugar el interés propio de los estudiantes, seguido por la dedicación y relación con sus padres, los mejores predictores de éxito en esta materia tan detestada por muchos.

Aún así, el hallazgo puede servir de estímulo para la mejora de las condiciones en las escuelas primarias y secundarias. De este modo, estas podrían motivar más el interés de los estudiantes por su educación.

Referencia:

Maths attitudes, school affect and teacher characteristics as predictors of maths attainment trajectories in primary and secondary education. https://rs.figshare.com/collections/Supplementary_material_from_Maths_attitudes_school_affect_and_teacher_characteristics_as_predictors_of_maths_attainment_trajectories_in_primary_and_secondary_education_/5136154/2