Crédito: Adan Baker / Vía Flickr.

La hepatitis C es una enfermedad crónica que ataca al hígado y causa inflamación en este. En la actualidad, su presencia ha logrado asociarse también con la mayoría de los casos de cáncer de hígado. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, hay al menos setenta millones de casos en todo el mundo y cada año se registran al menos cuatrocientas mil muertes por su causa.

Sin embargo, con los años esta última cifra se hace cada vez más pequeña, todo gracias a los tratamientos que en la actualidad existen. Estos, a su vez, se han hecho posibles gracias a las contribuciones de los científicos que han estudiado la enfermedad por años. De entre ellos, se destacan tres hombres que lograron identificar efectivamente y de forma independiente al virus que causaba la hepatitis C. Es por esta colaboración que este año el premio Nobel de Medicina se les otorgó como un reconocimiento del valor de sus aportes.

“El Premio Nobel de este año se otorga a tres científicos que han hecho una contribución decisiva a la lucha contra la hepatitis de transmisión sanguínea, un importante problema de salud mundial que causa cirrosis y cáncer de hígado en personas de todo el mundo”, escribió el Comité del Nobel.

Premio Nobel de medicina 2020

Crédito: Claudio Bresciani/TT. Vía AP.

Entre las décadas de los setenta y los ochenta, los científicos estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice y británico Michael Houghton realizaron variadas investigaciones relacionadas con la transmisión de la hepatitis por la sangre. Las infecciones en su momento no se podían explicar con los virus causantes de la hepatitis A o la B, por lo que no había claridad sobre el origen o forma de transmisión de este.

En total, a lo largo de los años publicaron siete estudios sobre la materia –algunos de forma separada y otros en conjunto–. Gracias a ellos fue posible identificar por primera vez el virus de la hepatitis C como un elemento separado. Ahora, tal como señaló el Comité del Nobel durante la premiación de este lunes en Estocolmo, este descubrimiento llevó a la medicina a un camino de desarrolló que terminó ofreciendo mejores formas de detectar y tratar esta enfermedad.

Cambiando la medicina

A pesar de que el descubrimiento de los científicos se dio hace décadas, su contribución se convirtió en una base que la medicina sigue utilizando en la actualidad. Debido a esto, el Comité del Nobel consideró necesario reconocer a aquellos responsables de colocar la base allí en primer lugar. En sus propias palabras:

“Gracias a su descubrimiento, ahora se encuentran disponibles análisis de sangre altamente sensibles para el virus y estos esencialmente han eliminado la hepatitis postransfusional en muchas partes del mundo, mejorando enormemente la salud mundial”.

Entre sus comentarios de este lunes, también resaltaron que los descubrimientos del trío llevaron a la fabricación de mejores antivirales capaces de atacar la enfermedad de forma más efectiva. Gracias a estas, consideran que el mundo podría estar contemplando con esperanza la posibilidad de erradicar por completo la hepatitis C del planeta.

“Por primera vez en la historia, la enfermedad ahora se puede curar, lo que genera esperanzas de erradicar el virus de la hepatitis C de la población mundial”, escribió el Comité del Nobel.

A su vez, declararon que sería necesaria la colaboración mundial para lograr una meta como esta. Acá podrás ver completo el video del evento y la premiación:

Un año como ningún otro

Por su parte, este año los premios Nobel también tomaron un momento para reconocer la situación de pandemia mundial que nos aqueja. Incluso, Patrick Ernfors, miembro del comité, comentó con respecto al proceso de acción contra una nueva enfermedad:

“Lo primero que debe hacer es identificar el virus causante.

Y una vez hecho eso, ese es en sí mismo el punto de partida para el desarrollo de medicamentos para tratar la enfermedad y también para desarrollar vacunas contra el trastorno”.

A través de esto, hizo un paralelismo entre los actuales galardonados y los esfuerzos actuales para luchar contra el SARS-CoV-2. Todo ya que identificar el virus es el primer paso vital a tomar si se quiere verdaderamente eliminarlo.

“Entonces, el descubrimiento real, el descubrimiento viral en sí mismo, es un momento crítico”, culminó Enfors.

Los galardones siguen

Este lunes 5 de agosto se ha dado el reconocimiento del premio Nobel de Medicina o fisiología a Harvey Alter, Charles Rice y Michael Houghton. Ahora, además de las icónicas medallas, los tres científicos recibirán un total de diez millones de coronas suecas (más de 1.118.000 de dólares) que se dividirán a partes iguales, como un reconocimiento por su contribución.

Con el paso de los días, hasta este 12 de octubre, las premiaciones se seguirán manejando de forma virtual. Ya con el premio de medicina otorgado, nos faltaría por conocer a los ganadores de los campos de física, química, literatura, economía y paz.