Los abortos espontáneos siguen siendo una ocurrencia que se da el al menos el 15% de los embarazos. Sin embargo, gracias a los avances actuales de la ciencia, es cada vez más fácil conocer las causas detrás de estos eventos.

Sin embargo, estos sistemas aún no son infalibles y en ocasiones todavía no son capaces de determinar la causa tras el aborto espontáneo. Claramente, en estos casos el evento queda cubierto por un velo de incertidumbre que no permite saber si la ocurrencia ha sido por un problema circunstancial o se trata de un fenómeno que debe ser tratado antes de intentar concebir de nuevo.

En la actualidad, el mundo de la medicina sigue trabajando para poder arrojar un poco de luz sobre estos inesperados eventos. Ahora, el reciente estudio publicado en la revista científica eLife podría darnos un dato más sobre la forma en la que el organismo se comporta cuando se presenta un aborto espontáneo.

¿Qué tienen que ver los abortos espontáneos y el olfato?

El primer gran descubrimiento que lograron hacer los investigadores tuvo que ver con la forma en la que las mujeres percibían los olores. Con la finalidad de establecer diferencias entre el funcionamiento del sistema olfativo de las mujeres que habían tenido un aborto espontáneo y las que no, los investigadores las dividieron en dos grupos.

Ambos grupos tendrían la misma tarea, oler muestras de sudor de sus parejas y de otro par de voluntarios desconocidos. Sin recibir más información, cada una de ellas tuvo que intentar reconocer a su pareja basada solo en el olor.

Al final de todo, las mujeres que habían tenido abortos espontáneos fueron capaces de reconocer el olor de sus parejas. Por otra parte, el segundo grupo no pudo identificarlas correctamente.

Mejoras en la capacidad olfativa

En un segundo experimento, los investigadores llevaron un poco más allá sus incursiones para conocer el alcance de la nueva capacidad olfativa de las mujeres que habían tenido abortos espontáneos.

Durante esta nueva fase, se les pidió a todas ellas que describieran a los hombres en base a mediciones como posible atractivo sexual, fertilidad y también simplemente qué tanto les agradaban o desagradaban los hombres basadas solo en el olor. Acá, nuevamente, las respuestas más elaboradas y detalladas vieron de las mujeres que sufrieron abortos en el pasado.

Un cambio en el funcionamiento del cerebro

Un segundo artículo se liberó en paralelo junto al estudio de la revista eLife. Dentro de este, se presentaba un resumen de los resultados obtenidos y su significado. El escrito desarrollado por Neven Borak y Johannes Kohl, del Instituto Francis Crick en el Reino Unido, estipuló:

“En general, estos experimentos brindan evidencia convincente de que las mujeres que han experimentado pérdidas repetidas del embarazo sin explicación perciben los olores socialmente importantes de una manera diferente, y que esto está asociado con cambios específicos en la estructura y función del cerebro”.

En otras palabras, la investigación realizada por los científicos estadounidenses llegó a comprobar que el cerebro de las mujeres que habían tenido un aborto espontáneo ya no procesaba los olores de la misma forma que las que no.

Entonces… ¿Los cambios en el sistema olfativo causan abortos espontáneos?

“(…) este último trabajo no revela vínculos causales entre el olfato y la afección, y se necesita más investigación para establecer si estas diferencias en la percepción surgen como consecuencia de experimentar múltiples abortos espontáneos o si están presentes de antemano”, continuaron los científicos británicos.

Por su parte, los investigadores estadounidenses concluyeron también reconociendo que su investigación, aunque marcaba una correlación entre el sistema olfativo y el aborto espontáneo, aún no era una prueba de causalidad. De hecho, primero deberían hacerse investigaciones para determinar si este cambio en la capacidad olfativa se da antes, durante o solo después del episodio abortivo. Hasta entonces, no es posible decir que los cambios en la capacidad olfativa sean como tal causas de abortos espontáneos.

“Pero nuestros hallazgos apuntan a una dirección nueva y potencialmente importante para la investigación en esta mal manejada condición”, concluyeron los científicos estadounidenses.

Referencias:

Unexplained repeated pregnancy loss is associated with altered perceptual and brain responses to men’s body-odor: https://doi.org/10.7554/eLife.55305

Pregnancy Loss: A possible link between olfaction and miscarriage: https://doi.org/10.7554/eLife.62534