Luego de tantas idas y venidas con ‘Locke & Key’, Netflix logró darle vida al proyecto que viajó desde FOX hasta Hulu. Ahora, han puesto en marcha el rodaje de la segunda temporada, cuya producción inició el pasado mes de septiembre.

Después de estrenarse en febrero de este año en curso, la plataforma streaming anunció sus planes de darle vida a nuevos episodios para una nueva temporada. Por lo mismo, desde antes de la pandemia se sabía que este momento de rodaje llegaría.

Para sorpresa de algunos, Netflix ha anunciado que algunos personajes “secundarios” recibieron el certificado para convertirse en roles habituales de la segunda temporada, dos de ellos aparecieron como estrellas invitadas de la primera temporada.

Entendiendo los pasos de Netflix, se ha confirmado que Aaron Ashmore, quien interpreta a Duncan Locke, y Hallea Jones, en el rol de Eden Hawkins, se han convertido en regulares de la serie. A ellos se les suma, Brendan Hines, que, si bien no formó parte de la primera temporada, llegará a esta nueva parte para interpretar a Josh Bennett, un nuevo profesor de la Academia Matheson.

Asimismo, Netflix agregó a Liyou Abere como estrella invitada para la segunda temporada en producción. Hasta el momento, el gigante del streaming no ha anunciado alguna fecha de estreno para estos nuevos episodios, pero creeríamos que la temporada de otoño del año que viene, puede ser una buena estimación desde nuestro lado.

Por su parte, Joe Hill –de los creadores del cómic que le da vida a esta serie– admitió que le encantó lo que Netflix hizo con el programa.

“Carlton Cuse, quien es el showrunner, es una especie de profesor de televisión y se convirtió en un estudiante de los dos intentos anteriores de adaptar ‘Locke & Key’, que habían fallado, y trató de resolver el enigma de por qué esas versiones no funcionaron. Creo que ‘Locke & Key’, el cómic, siempre fue como ‘Harry Potter salió mal’. Siempre fue un poco como Harry Potter con clasificación R. Más aterrador. Más horror”.

Hill aseguró que la versión de Netflix del cómic es una mezcla adecuada de terror y fantasía, para la televisión.