En la actualidad, el papel higiénico es un recurso prácticamente indispensable en muchas sociedades civilizadas. La misma pandemia de COVID-19 nos mostró cuán importante es para muchas personas cuando empezaron a circular videos de personas peleándose en los supermercados por el último paquete.

De hecho, en situaciones de crisis, este es uno de los primeros productos que desaparecen de los anaqueles, porque las personas lo compran en grandes cantidades para un buen tiempo. ¿Pero en realidad es tan necesario como muchos creen? Muchas personas prefieren el agua al papel, sí, pero ya este es otro tema.

El punto aquí es que, si es tan imprescindible, ¿cómo hicieron las personas que vivieron antes de que este se produjera? ¿Qué utilizaban los humanos para limpiarse después de ir al baño?

La evidencia del pasado es escasa

Pessoi, una pieza de cerámica usaba por los grecorromanos para limpiarse después de defecar. Foto: Jamie Lorriman/Solent News.

Esta es una pregunta que seguro muchos se han hecho sentados sobre el retrete, pero pocos se han tomado la molestia de buscar la respuesta ya que requiere ir muy atrás en el pasado. Por suerte, muchos se han dedicado a investigarlo.

El papel higiénico ha existido en Occidente desde al menos el siglo XVI d.C. y en China desde el siglo II a.C., y aún así, muchas personas no tienen acceso, o simplemente prescinden de este.

Pero llegar a lo que se usaba antes no es tarea fácil, según Susan Morrison, profesora de literatura medieval en la Universidad Estatal de Texas. Como es de esperar, “la mayor parte del material no lo tenemos porque es orgánico y simplemente desapareció”, explicó.

Lo “bueno” es que los expertos han podido recuperar algunas muestras, algunas de las cuales también tienen rastros de heces humanos, de lo que cumplía la función del papel de baño en el pasado. Entre los hallazgos, hay incluso representaciones de los precursores del papel higiénico en el arte y la literatura.

Bambú, esponjas, telas y cerámica

Lo cierto es que a lo largo de la historia, los humanos han usado de todo para limpiar su trasero después de defecar: mazorcas de maíz, barras de bambú, telas, cerámica, diferentes tipos de hierbas y, por supuesto, agua.

Tersorium, una herramienta de limpieza comunitaria

Tersorium, un palo con una esponja en un extremo. Se cree que los grecorromanos lo usaban para limpiarse después de defecar. Foto: D. Herdemerten.

Un artículo en BMJ, revela que entre los años 332 a. C. al 642 d. C., los griegos y los romanos se limpiaban con una herramienta similar llamada tersorium, con una esponja en el extremo. Y aunque suene asqueroso e inaceptable en la actualidad, esta se dejaba en los baños públicos para que todos pudieran hacer uso de ella.

A pesar de ello, había cierta higiene en su uso. Las personas limpiaban el tersorium en un cubo de agua con sal o vinagre, o sumergiéndolo en el agua que fluía debajo de los asiento del inodoro. Sin embargo, algunos autores dicen que en realidad no se usara para limpiar traseros, sino los baños en los que defecaban las personas.

La literatura también cita piezas de cerámica redondeadas en forma de óvalo o círculo, llamadas pessoi, en las que los arqueólogos han encontrado rastros de heces. De hecho, una copa de vino de la época grecorromana muestra a hombre limpiándose el trasero con una pessoi.

Puede que los griegos hayan limpiado sus heces con un ostraka, una pieza de cerámica en la que se inscribían los nombres de sus enemigos condenados al ostracismo. Dicho esto, seguro muchos habrán recordado una expresión popular que se refiere a lo que hacen algunos con la opinión o acciones de ciertas personas que no son de agrado.

Barras de higiene de madera o bambú

En el caso de los chinos, existen registros de barras de higiene cuyo uso se remonta a hace 2,000 años, según indica un estudio publicado en Journal of Archaeological Science: Reports. Las barras se elaboraban con madera o bambú envuelta en tela.

En Japón, durante el siglo VIII d.C., la gente usaba otro tipo de palo elaborado con madera llamado chuugi. Lo curioso es que este se usaba para limpiar tanto el exterior como el interior del ano, como si se tratara de un enema.

Diferentes tipos de hierbas y… agua

Mientras que en la Edad Media, la gente solía usar musgo, juncia, heno, paja y trozos de tapiz. En otros punto de la historia, también fueron populares materiales como el agua, las piedras, pieles de los animales e incluso conchas marinas.

Pero como indican los autores del artículo en BMJ, es probable que estas opciones de limpieza hayan causado daños a los traseros, irritación en la piel y la inflamación de las hemorroides.

El papel higiénico ha sido el recurso más práctico al parecer, aunque el novelista francés, François Rabelais, lo describió en el siglo XVI de ineficaz. Aún en la actualidad muchos opinan lo mismo, por lo que prefieren el agua.

Referencias:

Early evidence for travel with infectious diseases along the Silk Road: Intestinal parasites from 2000 year-old personal hygiene sticks in a latrine at Xuanquanzhi Relay Station in China. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S2352409X1630164X

Toilet hygiene in the classical era. https://www.bmj.com/content/345/bmj.e8287.long