Varias veces hemos hablado de la oxitocina, una hormona que interviene en los comportamientos sociales y también una de las más importantes para la maternidad. Se libera durante el parto, provocando contracciones, y durante la lactancia, e interviene en la creación de lazos entre una madre y su bebé.

Recientemente, los investigadores de la Universidad de Kyoto y la Universidad de Azabu en Japón se interesaron por estudiar el efecto de la oxitocina en las mujeres de forma más natural.

En un documento en la revista Biology Letters, el equipo informa que la oxitocina que se libera durante la lactancia materna puede hacer a las mujeres más capaces de reconocer emociones positivas y de omitir las negativas.

El impacto de la oxitocina producida de forma natural

Madre, Maternidad, Recién Nacido, Bebé, Infantil
La oxitocina es la hormona del amor, e interviene en el vínculo entre la madre y su bebé.

La oxitocina es una de las hormonas más importantes ya que estimula la cercanía y el amor entre una madre y su bebé. Incluso fuera de la lactancia, puede influir en la forma en que tratamos a otras personas, ya que amortigua las emociones negativas, como el estrés y la ansiedad.

Sin embargo, buena parte de lo que se sabe hasta ahora sobre esta hormona es el resultado de estudios en los que se le ha administrado a los participantes. Mientras que existe muy poca evidencia de su efecto basada en los niveles de oxitocina producidos naturalmente.

Para tener una idea más realista del papel que juega esta hormona, los investigadores decidieron examinar los niveles naturales de oxitocina de una madre primeriza y su efecto sobre su comportamiento.

“Los estudios de oxitocina intranasal son inconsistentes. Una razón es que las diferencias individuales en las concentraciones y fluctuaciones de oxitocina endógena son relativamente ignoradas”, dijo Masako Myowa del Departamento de Educación de la Universidad de Kyoto, y líder del nuevo estudio.

Más oxitocina puede ayudar a reconocer emociones positivas

Myowa y sus colegas reclutaron a 51 madres primíparas que estaban en su proceso de lactancia. Tomaron muestras de saliva antes y después de sostener a sus bebés para amamantarlos con el objetivo de comparar sus niveles de oxitocina. Y luego realizaron algunas tareas de reconocimiento de emociones en rostros humanos adultos.

Descubrieron que había una gran variación en los niveles de oxitocina entre las madres que se correlacionaba con sus respuestas en el reconocimiento de emociones. Los investigadores notaron que las madres con más oxitocina eran más capaces de reconocer expresiones positivas y viceversa.

“Entre las madres que amamantaron a diario, las madres con niveles más elevados de oxitocina después de amamantar mostraron un reconocimiento negativo más reducido y un reconocimiento positivo mejorado de las expresiones faciales adultas”.

Beneficios de la lactancia materna, y la oxitocina

woman in white tank top lying on bed
La lactancia ofrece beneficios tanto a nivel físico como emocional, tanto en los bebés como en sus madres.

Los expertos recomiendan que las madres de todo el mundo amamanten a sus hijos debido a los valiosos beneficios que proporciona la leche materna a los bebés. Se trata del alimento más completo para los primeros meses de vida, favorece su crecimiento e incluso provee inmunidad contra diversas infecciones.

Pero este estudio demuestra que la oxitocina producida naturalmente también puede ofrecer beneficios para la madre, como una recuperación rápida del parto. Este hallazgo en particular podría ser útil a la hora de diseñar terapias contra afecciones comunes como la depresión post parto.

En definitiva, comprender las funciones de las hormonas y la forma en que ocurren los cambios hormonales puede ayudar a los especialistas a identificar a las mujeres con mayor riesgo de sufrir estos problemas.

Referencia:

Breastfeeding dynamically changes endogenous oxytocin levels and emotion recognition in mothers. https://royalsocietypublishing.org/doi/10.1098/rsbl.2020.0139