Carl Nichols, juez del distrito federal de Washington ha dictado una orden que bloquea temporalmente el decreto de Donald Trump, de no descargar la aplicación TikTok en Estados Unidos por representar una amenaza para la nación, y qué además entraba en vigencia este 27 de septiembre.

Esto quiere decir que la red social podrá seguir descargándose en las tiendas de aplicaciones mientras se realicen las averiguaciones necesarias que comprueben el alegato de Trump.

Cabe destacar que la orden de Trump habría acabado con TikTok al hacerla desaparecer de los EE.UU., y que los más de 100 millones de usuarios de este país se habrían quedado sin soporte para actualizaciones.

Por su parte, TikTok trata de concretar un acuerdo con firmas estadounidenses que le permitan mantenerse a flote en este país. Sus negociaciones con Oracle y el gigante de retail, Walmart, van viento en popa y podrían darle la oportunidad que tanto busca. De igual manera, continúa su dialogo con la Casa Blanca y en un comunicado, manifestó:

“Nos complace que el tribunal haya aceptado nuestros argumentos legales y haya emitido una orden judicial que impida la implementación de la prohibición de la aplicación TikTok. Continuaremos defendiendo nuestros derechos en beneficio de nuestra comunidad y empleados”.

Asimismo, John Hall, abogado de la compañía asiática, ByteDance, ha argumentado que TikTok es más que una red social, es una plataforma donde una inmensa cantidad de personas pueden interactuar, una “versión moderna de una plaza pública”, dijo. Es una aplicación que ha crecido exponencialmente a nivel mundial y la razón de su ser son los mismos usuarios, por lo cual recalca que de desaparecer tendría un efecto desfavorable para todos aquellos que confiaron en ella para anunciarse y buscar un espacio para distraerse.

A lo que el gobierno de Trump expresó en un comunicado que acatarán la orden judicial, pero que hará lo posible por imposibilitar las aplicaciones chinas en los Estados Unidos, haciendo referencia no solo a TikTok, sino también WeChat.

Así pues, TikTok es una  plataforma que ha dado mucho de qué hablar, y que mientras se realizan las averiguaciones necesarias para conocer qué hay detrás de ella, seguirá estando bajo el ojo del huracán.