El buscador más famoso del mundo vio sus orígenes en un pequeño garaje de Silicon Valley, tal como ha sucedido con muchos otros grandes de la tecnología, como Apple, Amazon o Microsoft. Sin embargo, hoy hablaremos particularmente de la dueña del garaje que vio los inicios de Google, quien, además de prestarles el espacio a Larry Page y Sergey Brin, también aseguró el éxito de esta compañía gracias a su participación profesional en la misma.

Susan Wojcicki había visto potencial en el proyecto de Page y Brin, por lo que decidió que les prestaría el garaje de su casa para que pudieran inventar su buscador web. En ese entonces, Wojcicki estaba pagando la hipoteca de su nueva casa en Menlo Park y el alquiler de $1700 mensuales por el garaje le servía de mucha ayuda.

Cuando el proyecto comenzó a tomar forma, Wojcicki le pidió a Page y Brin formar parte de su equipo con la certeza de que sus conocimientos en administración de negocios le ayudarían. Ellos aceptaron, de esta forma, Wojcicki se convirtió en la empleada número 16 y, al mismo tiempo, en la primera mujer de la empresa (que, además, tenía cuatro meses de embarazo al momento de su ingreso a Google).

Su ojo para los negocios no se había equivocado. El proyecto de Page y Brin se popularizó bastante rápido, y luego de entender el inmenso potencial del Internet, aprendió a codificar.

Así comenzó siendo la directora de marketing de la creciente Google en 1999, y mientras la empresa iba haciéndose más grande, ella comenzó a tener el control completo del área de la publicidad y las relaciones comerciales.

Entre las cosas que desarrolló Wojcicki junto con su equipo, destaca el desarrollo de AdSense, Adwords y Google Analytics. Es decir, es la responsable de crear prácticamente todos los proyectos de Google destinados a la publicidad de la empresa.

Responsable de YouTube

El hecho de que Google quisiera adquirir YouTube también fue idea de esta experta, pues fue ella quien convenció a Page y Brin de comprar la plataforma cuando esta tenía un año desde su lanzamiento. Gracias a su destreza, lograron hacerse con el famoso sitio de videos por $1650 millones en el año 2006. Hoy en día, YouTube está valorado en aproximadamente $90000 millones que, en el 2019, contaba con unos ingresos anuales de $22000 millones.

Su desempeño en la compañía y el esfuerzo que le dedicó a YouTube hizo que en el año 2014 se consolidara como la directora ejecutiva de la plataforma, cargo que desempeña aún al momento de la redacción de este artículo. Además, en el año 2015 fue nombrada una de las personas más influyentes del mundo según la revista Time, describiéndola como “la mujer más poderosa en Internet”.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosas. Bajo su gestión se han hecho quejas muy profundas con respecto a las implicaciones éticas de YouTube al permitir la publicación de contenido de todo tipo. Si bien algunos celebran la falta de censura, otros también critican la falta de supervisión cuando se trata de videos que incitan a la violencia, a la pornografía infantil o sobre asesinatos.

Aún así, Wojcicki continúa trabajando para mejorar la situación estos asuntos con su equipo y ha admitido que nunca se había imaginado que tendría que lidiar con estos temas.

En la lucha por la igualdad

Por supuesto, Wojcicki se ha encargado de hacer campañas para que cada vez más mujeres se interesen por el área digital, pues insiste en la importancia de disminuir la brecha de género en este ámbito profesional.

Además, su propio ejemplo como profesional deja en claro que ser madre tampoco es un impedimento para lograr cargos ejecutivos. Sus responsabilidades con su trabajo las ha logrado cumplir en paralelo con la crianza de sus cinco hijos gracias a su famosa norma de no contestar correos ni llamadas laborales entre las 6:00pm y las 9:00am del día siguiente. Gracias a esto, se han establecido políticas de flexibilidad horaria en YouTube, así como un permiso por maternidad de 18 semanas.

“No tengo problema en hablar sobre mis cinco hijos porque creo que muchas mujeres se avergüenzan y prefieren omitirlo porque les preocupa que tenga un efecto negativo en sus carreras. Eso es injusto”.

Hoy en día Wojcicki se posiciona entre las diez mujeres más poderosas del mundo, y definitivamente ha sabido utilizar ese poder para inspirar a todo el mundo digital.