Crédito: AFP/Fabrice Coffrini. Vía: Getty Images.

El COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, nos tomó a todos por sorpresa a inicios de este 2020. En la actualidad, más de 32,3 millones de personas se encuentran afectadas por esta condición que genera dificultades respiratorias. Igualmente, más de 987 mil individuos han fallecido ya por su causa.

Con esta cifra estando ya peligrosamente cerca del millón el mundo se pregunta si es posible que este monto subiera incluso más dentro del próximo año. Durante una conferencia dada digitalmente por los altos dirigentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prensa les preguntó a estos si consideraban posible que el número de bajas por COVID-19 llegara a los 2 millones.

La respuesta de la OMS no ha sido la más alentadora.

Es “muy probable” que lleguemos a 2 millones de muertes

Michael Ryan, el director de emergencias de la OMS, fue el vocero durante esta alocución, por lo que fue el encargado de responder las preguntas de la prensa también. Para iniciar, comentó:

“Un millón es una cifra terrible y debemos reflexionar sobre eso antes de comenzar a considerar un segundo millón”.

Con esto, hizo un llamado de atención a todas las naciones del mundo para que empezaran a considerar la necesidad de un movimiento conjunto y global para poder frenar el paso del COVID-19. Ya que, de no darse este, la cifra de afectados y de decesos podría crecer mucho más.

De hecho, para responder específicamente a la pregunta de la prensa afirmó:

“Si no tomamos esas medidas [colectivas y globales]… sí, estaremos viendo ese número y, lamentablemente, [uno] mucho más alto”.

Incluso comentó que, si no se tomaban ya las medidas necesarias, las cifras hipotéticas presentadas por la prensa no serían solo “imaginables” sino “lamentablemente, muy probables”.

Es cuestión de estar preparados

Ryan comentó que para poder evitar un resultado tan lamentable como este, el mundo tendría que estar dispuesto a colaborar y a hacer los cambios necesarios. Ya que solo si todas las naciones tenían la voluntad de cooperar se podría hacer algo para evitar ese número.

“Si nos fijamos en perder un millón de personas en nueve meses y luego solo miramos la realidad de obtener una vacuna en los próximos nueve meses, es una gran tarea para todos los involucrados”, dijo en una reflexión final.

Con esta nos hace ver todo lo que se ha perdido en el camino y cómo aún apenas nos encontramos a mitad de este. Si queremos salir adelante con la menor cantidad de muertes posible, entonces tendremos que estar dispuestos a hacer cambios y compromisos que ayuden a evitarlas.