A raíz del confinamiento generado por la pandemia COVID-19, el uso de las redes sociales se ha multiplicado. Los empleados pasaron de oficina a estar en casa para cumplir sus obligaciones laborales.

Inclusive, grandes corporaciones como Facebook adoptaron esta medida en pro de resguardar la vida de sus empleados.

Recientemente, a través de filtraciones de audios de reuniones realizadas entre empleados de Facebook y Mark Zuckerberg, se conoció el descontento de los trabajadores ante las decisiones tomadas por el director ejecutivo de la compañía.

Facebook fuertemente golpeado

Protestas internas por la injusticia racial, elecciones polarizadas y la amenaza constante de múltiples investigaciones estatales y federales sobre antimonopolio y privacidad, son algunos de los temas que más han golpeado a Facebook en lo que va del 2020.

Casey Newton de The Verge obtuvo una serie de filtraciones de audios de reuniones internas realizadas entre empleados de Facebook y ejecutivos, allí salieron a relucir los siguientes puntos:

Sobre la coyuntura política hay quienes aseguran que la compañía está polarizada y apuesta por la candidatura de Donald Trump. Los empleados pretenden que este adopte una línea más dura contra la administración del actual presidente de los Estados unidos.

La publicación realizada en mayo por Facebook acerca de un tweet de Donald Trump, ocasionó caos en la compañía. Trump escribió:

“Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que las Fuerzas Armadas están con él todo el tiempo”.

“Ante cualquier dificultad, asumiremos el control pero, cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo. ¡Gracias!”

Ante esto, Zuckerberg argumentó en un comunicado público que los ciudadanos tenían derecho a saber si su propio país planeaba emprender acciones militares contra ellos.

Otro punto curioso…

Mark Zuckerberg no tenía una respuesta de cómo abastecer a sus trabajadores con cajas de barras energéticas y frutas, después de tres meses de haber recibido una acotación que señalaba que los empleados al estar en casa gastan más dinero en alimentación que cuando trabajaban en las instalaciones de Facebook.

Zuckerberg, respondió con cierta incredulidad:

“No estoy seguro de si me estoy perdiendo algo de esta pregunta, pero ciertamente no he visto ningún dato que sugiera que la comida gratis esté cerca de la lista de razones principales por las que la gente viene trabajar en esta empresa. Espero que no lo sea. Espero que si estás viendo esto, me imagino que estás aquí por alguna combinación de razones en torno a la misión de la empresa, el impacto que podemos tener en el mundo, tratando de asegurarnos de que sea tan positivo como posible. … Esas son normalmente las cosas que surgen, no la comida gratis”.

Otros empleados para evadir el conflicto plantearon la idea de trasladarse a una isla, donde pudieran laborar todos sin mayor tropiezo, esquivando así la pandemia del COVID-19.

Un empleado, preguntó:

“¿Podemos construir una ciudad de Facebook en cuarentena? ¿Comprar una isla y todos nosotros trabajar allí?”

Ante esto, la respuesta de Zuckerberg fue bastante precisa al decir que no es algo bueno separarse de la sociedad y que hay que mantenernos conectados.

¿Solidaridad o medida para mitigar revuelta de empleados?

Facebook otorgó a sus empleados bonos de $ 1,000 y dijo que les daría a todos las mejores calificaciones en sus evaluaciones de desempeño del primer semestre, sin importar su desempeño real, todo ello para sortear la pandemia del COVID-19.

A pesar de los conflictos internos, Facebook no ha parado de trabajar y seguir mejorando la calidad de los servicios que ofrece. Un ejemplo claro de ello, es el lanzamiento de la funcionalidad reels, la cual se asemeja a la de su contrincante Tik Tok y que le ha dejado ganancias superiores a los 4.902 millones de dólares.