Sabemos que este año ha constituido un gran desafío para la humanidad. Hemos tenido que protegernos de un enemigo invisible quedándonos en casa y dejando de hacer lo que hacíamos sin preocupaciones tan solo meses atrás. Los cambios han sido drásticos, y probablemente marquen un antes y un después en nuestra historia.

Las grandes y pequeñas empresas también se vieron gravemente afectadas, y aunque se han aligerado las restricciones, el futuro sigue siendo incierto. Aún así, los minoristas están trabajando arduamente para prepararse para la temporada de compras decembrinas de 2020 que, aunque promete ser menos voluminosa que en años anteriores, también podría suponer una recuperación importante.

Simone Peinkofer, profesora asistente de gestión de la cadena de suministro en el Eli Broad College of Business de la Universidad Estatal de Michigan, ha hablado sobre ello en una entrevista reciente. A continuación presentamos algunos de los aspectos más resaltantes entre sus respuestas para tener una idea de lo que veremos con la llegada de diciembre a nivel comercial.

Presencia en Internet será clave para sobrevivir

La experta indicó que, incluso antes de la pandemia, muchos minoristas estaban luchando para mantener sus empresas en pie, pero con la llegada del coronavirus decidieron declararse en quiebra.

Conforme pasen los meses, es probable que otros se vean en la necesidad de tomar una decisión similar, sobre todo aquellos que no tienen o tienen una presencia deficiente en Internet, ya que los hábitos de compra han cambiado drásticamente en cuestión de meses.

“Además, los minoristas pequeños y medianos que podrían haber recibido algún tipo de ayuda federal para ayudar a amortiguar el impacto negativo inicial de la pandemia también podrían tener que temer por su existencia ahora, especialmente si sus ventas aún no se han recuperado”.

Los que aún tengan condiciones y estén decididos a resistir, probablemente implementen estrategias como desplegar sus ventas y ofertas navideñas antes de lo habitual para atraer a más clientes.

Empleos temporales durante el Black Friday

Peinkofer dice que “la próxima temporada navideña realmente podría ser otro punto decisivo para muchos minoristas”, y no se equivoca. Antes y durante la pandemia, algunos minoristas invirtieron en capacidades para ampliar su presencia y llegar a los clientes pese a las dificultades. Pero quienes no lo habían hecho, aún están luchando.

Pero con la llegada de la temporada decembrina aún existe la posibilidad de que las compras aumenten, aunque no de manera presencial, sino mayoritariamente en línea. Y para ello también será necesario contratar más personal, sobre todo para los pedidos de Black Friday.

Mayor demanda de la industria de embalaje

Las empresas proveedoras de embalajes y otras relacionadas con el suministro logística probablemente se vean saturadas en estas épocas ante la mayor necesidad de empaquetar pedidos y de hacer envíos.

Los proveedores de paquetería operan a una capacidad específica, como la mayoría de los minoristas de otros sectores. Esto quiere decir que solo pueden transportar y procesar un número de paquetes por día, y con el aumento del comercio electrónico y los envíos, hubo dificultades y retrasos con los que lidiar, además de las restricciones de las autoridades.

Peinkofer sostiene que estos proveedores todavía están luchando por brindar un servicio de calidad como el de los meses previos a la pandemia. Así que, aunque las ventas no sean tan escandalosas como en temporadas pasadas, puede que también deban tomar previsiones.

Referencia:

Ask the expert: What’s in store for retailers during a pandemic holiday season? https://msutoday.msu.edu/news/2020/Whats-in-store-for-retailers-during-a-pandemic