La llegada del coronavirus SARS-CoV-2 y su evolución ha pandemia ha supuesto grandes cambios para la vida de los humanos, y sobre todo, ha llevado a cancelar eventos periódicos muy esperados a nivel mundial.

Como ejemplo, la tradicional ceremonia de entrega del Premio Nobel en Estocolmo, capital de Suecia, que fue suspendida y convertida en un evento televisado este año debido a la pandemia que azota al mundo.

Dificultades para viajar y riesgos de la reunión

La Fundación Nobel anunció en un comunicado este martes que, por las circunstancias actuales, la ceremonia no se celebrará de manera presencial como se acostumbraba, lo cual no ocurría desde 1944.

Las razones para ello parecen obvias, pero los organizadores del evento explicaron con detalle su decisiòn. En primer lugar, bajo las condiciones mundiales actuales, no hay seguridad de que los galardonados de este año puedan viajar a Oslo para recibir su premio en persona.

“Las circunstancias actuales con la pandemia en curso significa que este es un año único en la historia del Premio Nobel, ya que la idea es que las medallas y diplomas se entreguen a los galardonados de manera segura en sus países de origen”, dijo la Fundación Nobel en su declaración.

Dijeron que la entrega respectiva probablemente se haría “con la ayuda de las embajadas o las universidades de los galardonados” en vista de las dificultades.

La decisión se veía venir desde que, en julio, la fundación anunciara que el gran banquete que se realiza tradicionalmente tras la entrega de los premios, se cancelarían, mientras que los eventos de la “Semana Nobel” se llevarían a cabo en “nuevas formas”.

Un cambio de escenario

En condiciones normales, la sala principal del Ayuntamiento de Oslo, con capacidad para albergar 1000 personas, es el escenario habitual de la ceremonia. Los galardonados son invitados a Estocolmo para recibir sus medallas y diplomas de la mano del mismo rey de Suecia. Pero este año, en su lugar, se ha estipulado el auditorio de la Universidad de Oslo, que puede albergar solo unos 100 invitados.

“Queremos estar en línea con Estocolmo y subrayar que este es un año excepcional: por lo tanto, es bueno trasladar la ceremonia de premiación a otro lugar”, dijo el director del Instituto Nobel noruego, Olav Njolstad, a la emisora ​​pública NRK, antes de que se anunciara el evento digital.

Última suspensión durante la Segunda Guerra Mundial

Probablemente esto conmueva a buena parte de la población, al notar una vez más los efectos de esta pandemia. Pero no es la primera vez que eventos tan importantes se cancelan debido a crisis.

De hecho, la ceremonia de premiación también se canceló en 1944 por la Segunda Guerra Mundial, a pesar de que Suecia no participó en los combates. Según el historiador Gustav Kallstrand, los premios de ese años se entregaron en 1945.

“La última vez que no hubo ninguna ceremonia en Estocolmo fue en 1944, pero este año habrá una ceremonia, sólo digital”, dijo Kallstrand a la AFP. Los galardonados de este año en los campos de la medicina, la física, la química, la literatura, la paz y la economía, se anunciará entre el 5 y 12 de octubre.

Referencia:

Stockholm Nobel ceremony replaced with televised event: Foundation. https://phys.org/news/2020-09-stockholm-nobel-ceremony-televised-event.html