Los científicos y médicos han notado que la COVID-19 puede empeorar cuando existen también otras enfermedades, en especial las de carácter crónico. Por esta razón, los que ya están al tanto de que padecen diabetes, hipertensión u otras afecciones, deben tener especial cuidado de no contagiarse.

Pero también existe otro virus rondando por allí desde mucho antes de que apareciera el SARS-CoV-2: el de la gripe. Aunque a todos nos ha dado alguna vez y parecemos menospreciarlo, este también constituye un problema de salud pública de atención.

Ahora un estudio realizado por científicos del gobierno de Reino Unido dice que tener simultáneamente COVID-19 y gripe aumenta de manera significativa el riesgo de muerte en pacientes hospitalizados.

43% de pacientes hospitalizados con COVID-19 y gripe murieron

Durante los primeros meses de la pandemia, entre enero y abril, los científicos británicos hicieron una investigación cuyos resultados han despertado la preocupación en vísperas del invierno. En una muestra de 58 individuos, 43 por ciento de los que fueron hospitalizados con ambas enfermedades murieron. Este porcentaje fue significativamente mayor que el de las personas que murieron tras ser hospitalizadas solo con COVID-19, de 26.9 por ciento.

El subdirector médico de Inglaterra, el profesor Jonathan Van-Tam, explicó que los individuos habían sido hospitalizados y se les habían hecho pruebas de detección para ambos virus. Su condición era grave, pero los resultados muestran que la letalidad fue mayor para la condición de coinfección.

En cambio, la tasa de muerte solo por COVID-19 en el estudio fue similar a la tasa de mortalidad de los pacientes hospitalizados en general, que se encuentra entre el 25 y 26 por ciento.

Vacunarse contra la gripe durante la pandemia de COVID-19

El estudio incluyó muy pocos individuos como para dar por sentado que la infección simultánea de COVID-19 y gripe realmente supone un aumento del riesgo de muerte entre los hospitalizados.

Pero para Van-Tam “es la diferencia relativa en el tamaño de esas tasas lo que es bastante más importante que la tasa absoluta” y da validez a estos resultados. A ello sumamos que estos coinciden con los arrojados por otros estudios similares.

“Si contrae ambas, se encuentra en serios problemas”, dijo Yvonne Doyle, directora médica de Public Health England, en un comunicado de prensa de la agencia. “Las personas que tienen más probabilidades de contraer ambas infecciones pueden ser las mismas personas que menos pueden permitírselo en términos de su propio sistema inmunológico o su riesgo de resultados graves”.

En vista de ello, Doyle considera necesario que las personas más vulnerables durante esta pandemia se vacunen contra la gripe. “La vacuna contra la influenza es más importante que nunca para ayudar a reducir la transmisión de la influenza y proteger a la nación de la doble amenaza de la influenza y COVID-19”, añadió.

La recomendación llega como anillo al dedo ahora que buena parte del mundo se prepara para el invierno, y los médicos y científicos temen que esto signifique un repunte de casos de COVID-19, como sugirió un estudio que reseñamos recientemente.

La situación podría empeorar si aumentan las coinfecciones de este tipo, por lo que el gobierno de Reino Unido ya ha tomado acciones en el asunto, comprando 30 millones de dosis de vacunas contra la gripe. Las personas mayores de 65 años y aquellas con afecciones médicas serán las primeras en recibirlas, así como sus familiares.

Referencia:

Flu and Covid-19 at same time significantly increases risk of death. https://www.theguardian.com/world/2020/sep/22/flu-and-covid-19-at-same-time-significantly-increases-risk-of-death