La corporación Microsoft informó que licitará una de las inteligencias artificiales más potentes del mundo, se trata de GPT-3. Un modelo de lenguaje perteneciente a OpenAI, puesta a disposición de Microsoft para que realice sus propios productos y servicios en auge del crecimiento tecnológico.

Aunado a eso, Microsoft indicó que OpenAI continuará ofreciendo GPT-3 y otros modelos a través de su API alojada en Azure, lanzada en junio. Este tratado se ya venía trabajando desde hace meses, pues, Microsoft había invertido millones de dólares en OpenAI para desarrollar conjuntamente nuevas tecnologías para la plataforma que posee en Azure y  para expandir conocimientos en inteligencia artificial.

Esta situación reafirma lo que a menudo observamos: como los sistemas inteligentes van abarcando poco a poco más espacio en nuestras vidas. Un ejemplo claro de ellos son los Smartphones, computadores personales y hasta el mismo internet.

En el blog de Microsoft se lee el siguiente comunicado:

Hoy, estamos muy emocionados de anunciar que Microsoft se está asociando con OpenAI para licenciar exclusivamente GPT-3, lo que nos permite aprovechar sus innovaciones técnicas para desarrollar y ofrecer soluciones avanzadas de IA para nuestros clientes, así como crear nuevas soluciones que aprovechen el asombroso poder de la generación avanzada de lenguaje natural.

Vemos esto como una oportunidad increíble para expandir nuestra plataforma de IA impulsada por Azure de una manera que democratice la tecnología de IA, habilite nuevos productos, servicios y experiencias, y aumente el impacto positivo de la IA a escala. Nuestra misión en Microsoft es capacitar a todas las personas y organizaciones del planeta para que logren más, por lo que queremos asegurarnos de que esta plataforma de inteligencia artificial esté disponible para todos (investigadores, emprendedores, aficionados, empresas) para potenciar sus ambiciones de crear algo nuevo e interesante.

Pero, ¿qué es GPT-3?

GPT-3 es el modelo de lenguaje más poderoso creado hasta ahora. Una inteligencia artificial, que analiza datos para ofrecer predicciones de palabras en función de toda la información recabada. Se usa en aplicaciones de procesamiento natural del lenguaje o PNL.

El GPT-3 cuenta con 175.000 millones de parámetros. Es tan masivo que su versión anterior, GPT2, tenía solo 1.500 millones de parámetros, y ese generador de textos llegó a ser censurado por la misma OpenAI por creerlo demasiado peligroso.

¿Qué más puede hacer el GPT-3?

Es capaz de completar un diálogo entre dos personas, continuar una serie de preguntas y respuestas o terminar un poema. Quien lo use puede empezar una frase o un texto y GPT-3 lo completará, basando su respuesta en la gigantesca cantidad de información que ha recibido.

GPT-3 también es capaz de encontrar respuestas precisas a problemas, como el nombre de una enfermedad a partir de una descripción de síntomas. Puede resolver algunos problemas matemáticos, expresarse en varios idiomas o generar código de computadora para tareas simples.

¿Puede razonar IA de GPT-3?

GPT-3 puede tener respuesta para todo, gracias a la multitud de información que maneja, sin embargo está lejos de asemejarse al razonamiento humano. No está consciente del sentido de sus respuestas, se basa en probabilidades, en repetir patrones y no sabe diferenciar entre lo que los seres humanos consideramos bueno o malo, según nuestra percepción y estado de ánimo.