U-Shift es un modelo de auto eléctrico con capacidad de realizar operaciones independientes, desde entrega de envío y paquetes a transporte de carga pesada. Fue presentado recientemente por el Centro Aeroespacial Alemán (DLR).

U-Shift destaca por su diseño y por la capacidad multiuso que presenta, puede ir de un simple auto a convertirse en un montacargas o autobús. Su presentación es sencilla, similar a los autos comunes conocidos hasta ahora, ruedas, sistema de transmisión y batería. Su diferencia radica en poder funcionar por un lapso de 24 horas continuas y rodar un mayor peso.

Este modelo de auto es completamente funcional por un día completo, sin embargo no es del todo autónomo, es controlado a distancia. Otra característica que tiene, es el poco poder de velocidad, lo cual resulta positivo de cierto modo, porque al no ser controlado directamente por un ser humano lo hace más seguro para rodar en las calles, evitar accidentes y velar por la vida de peatones y demás transportistas.

Según la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE), los automóviles autónomos dependiendo de su funcionamiento se pueden clasificar en 6 tipos: sólo el conductor, asistente al conductor, semi-autonomía, autonomía controlada, alto nivel de autonomía, autonomía total. Estos dos últimos aún no se han logrado conquistar del todo.

DLR tiene un gran reto y prevé comercializar para el año 2024 un automóvil de autonomía total, representando este, una segunda versión del modelo U-Shift, pero esta vez con un mayor rango de velocidad, que oscila los 60 km/h, para ello usará toda la información recabada hasta entonces por el actual U-Shift.

Este auto de movilidad urbana puede servir de apoyo para frenar la contaminación ambiental, particularmente por el hecho de basar su sistema de energía en la electricidad y por la versatilidad de pasar de un simple auto a un sistema de transporte con un mayor número de personas, autobús.