La polémica alrededor de TikTok aún no se detiene. Después de su inesperado trato con Oracle un día antes de que su tiempo de negociaciones en Estados Unidos expirara, se había esperado que las aguas se calmaran un poco entre TikTok y el gobierno estadounidense. Sin embargo, esto no ha ocurrido así.

Esta mañana el Departamento de Comercio de Estados Unidos dio a conocer una nueva orden ejecutiva que prohibiría toda nueva descarga de TikTok y WeChat a partir de este cercano 20 de septiembre. Asimismo, la prohibición total de TikTok se prorrogó de nuevo, quedando pautada para el 12 de noviembre si la empresa no lograba aliviar las “preocupaciones sobre seguridad nacional” del gobierno norteamericano.

TikTok respondió a esto en un comunicado oficial este mismo viernes:

“Continuaremos desafiando la orden ejecutiva injusta, que fue promulgada sin el debido proceso y amenaza con privar al pueblo estadounidense y a las pequeñas empresas en los EE. UU. De una plataforma significativa tanto para la voz como para los medios de vida”.

La CEO de TikTok se manifiesta

La respuesta del mundo ante esta nueva prohibición ha sido tanto de sorpresa como de preocupación. Sin embargo, no solo los acérrimos usuarios de TikTok se han manifestado. De hecho, incluso pares del mundo de las redes sociales como Adam Mosseri, jefe de Instagram, han expresado valoración de la situación actual. Según expresó recientemente en un tuit: “una prohibición de TikTok en EE. UU. Sería bastante mala para Instagram, Facebook e Internet en general”.

Ante esto, la CEO provisional de TikTok, Vanessa Pappas, respondió con un reconocimiento y una llamada a la acción a través de otro tuit.

Tuit de Vanessa Pappas:

“Estamos de acuerdo en que este tipo de prohibición sería perjudicial para la industria. Invitamos a Facebook e Instagram a unirse públicamente a nuestro desafío y apoyar nuestro litigio. Este es un momento para dejar de lado nuestra competencia y centrarnos en principios fundamentales como la libertad de expresión y el debido proceso legal”.

Con esta publicación, la ejecutiva deja clara su invitación para el par de reconocidas redes sociales para unirse a la cruzada de TikTok contra la orden ejecutiva del gobierno estadounidense.

¿Y ahora?

Hasta el momento, Mosseri no ha dado una respuesta. Sin embargo, podría decirse que estas redes se encuentran en un equilibrio comprometido. A pesar de la invitación de Pappas a dejar la competencia de lado, no podemos olvidar que recientemente TikTok acusó a Facebook (que es dueño de Instagram) de competencia desleal.

Por estos motivos, podría decirse que las empresas no estaban en los mejores términos antes de que esta tormenta se desatara sobre TikTok. Ahora, queda por ver si ese problema trascenderá y evitará que la red social encuentre aliados en este momento de necesidad o si las redes sociales extenderán su propio armisticio para luchar por “principios fundamentales como la libertad de expresión”.

Como un posible punto a favor, se ha hablado de que Kevin Systrom, cofundador de Instagram, podría estar en charlas para volverse el nuevo CEO de TikTok tras la abrupta salida de Kevin Mayer. Con Systrom como CEO, los lazos anteriores entre él e Instagram podrían ayudar a que TikTok reciba más apoyo. Sin embargo, por ahora, todas estas son suposiciones que aún requieren una confirmación oficial.