Semanas atrás, ciertos estudios sugirieron que el uso de corticosteroides como la dexametasona ofrecían una beneficios significativos en el tratamiento de pacientes con síntomas graves de COVID-19.

Esto fue corroborado posteriormente por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que revisaron los resultados de siete ensayos diferentes que arrojaron buenos resultados.

En efecto, existe robusta evidencia que respalda la efectividad de este tipo de medicamentos como terapia contra la enfermedad. Es por ello que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha aprobado el uso de la dexametasona para tratar aquellos casos particulares que presentan falta de oxígeno.

Dexametasona en adultos y adolescentes a partir de 40 kilogramos

Este viernes, la EMA dijo en un comunicado que la dexametasona se puede usar como tratamiento para los pacientes diagnosticados con COVID-19 que requieren oxigenoterapia, un síntoma de gravedad.

El medicamento suele utilizarse para tratar otras afecciones inflamatorias, pero en este caso su uso se ha aprobado para tratar COVID-19 con falta de oxígeno en adolescentes y adultos con un peso superior a los 40 kilogramos.

“Según la revisión de los datos disponibles, la EMA respalda el uso de dexametasona en adultos y adolescentes (a partir de los 12 años y que pesen al menos 40 kilogramos) que requieran oxigenoterapia suplementaria”.

Evidencia robusta de efectividad de corticosteroides

Un ensayo realizado en julio en Reino Unido mostró que el 29 por ciento de los pacientes con coronavirus que estaban conectados a ventiladores y que recibieron este compuesto murieron dentro de los 28 días posteriores a su inicio. Este porcentaje es bastante alto, pero comparado con el 41 por ciento de los pacientes que no lo recibieron y murieron, parece ofrecer mayores oportunidades de supervivencia.

Algo similar se observó entre los pacientes que recibieron oxígeno sin ventilación mecánica. Los investigadores dicen que la mortalidad fue de 23 por ciento con dexametasona, pero de 26 por ciento sin ella.

En una nota especial que publicamos días atrás, hablamos de los hallazgos de la revisión de la OMS a los ensayos clínicos que han evaluado la efectividad del medicamento. Estos revelaron que no solo la dexametasona, sino también otros corticosteroides como hidrocortisona o metilprednisolona, ofrecían beneficios a los pacientes con COVID-19 grave.

Hasta ahora, ningún otro medicamento ha demostrado reducir efectivamente la mortalidad por la nueva infección. Por ello no extraña que, semanas atrás, la OMS instó a los países a mantener las reservas de corticosteroides para el tratamiento de COVID-19. La reciente aprobación de la EMA es una prueba de su importante papel en esta pandemia.

Referencia:

European drugs agency endorses steroid for COVID treatment. https://medicalxpress.com/news/2020-09-european-drugs-agency-endorses-steroid.html