El insomnio es uno de los trastornos de sueño más frecuente, y también más difíciles de tratar. El gran problema es que este puede tener consecuencias graves, no solo sobre la salud física, sino también la psicológica, ya que la falta de descanso impide que nuestro cuerpo en condiciones óptimas.

Sin embargo, poco a poco surgen opciones que pueden ayudar a las personas con insomnio a alcanzar su meta. Pero en esta oportunidad no hablaremos de la meditación, sino de un método que involucra la estimulación acústica.

En un artículo publicado en la revista Brain and Behavior, los investigadores de Wake Forest Baptist Health informan que usar neurotecnología de estimulación acústica de circuito cerrado puede reducir los síntomas de insomnio y mejorar la función del sistema nervioso en humanos.

HIRREM, neurotecnología no invasiva contra el insomnio

brown brain decor in selective-focus photography
Escuchar nuestras propias ondas cerebrales puede ayudar a reestablecer nuestro cerebro y reducir el insomnio.

Existe un instrumento llamado espejo electroencefálico relacional de alta resolución basado en resonancia (HIRREM, por sus siglas en inglés), que se utiliza para monitorear ondas cerebrales y traducirlas en nota audibles de tono variable en tiempo real.

Dicho de una forma sencilla, esta máquina permite escuchar las ondas cerebrales. Cuando se expone a una persona a estos tonos a través de auriculares, su cerebro tiene la oportunidad de escucharse a sí mismo, como si se tratara de un espejo con sonido.

“HIRREM es una intervención de neuromodulación acústica no invasiva, no farmacológica y única que ayuda al cerebro a equilibrarse y calmarse”, precisa el investigador principal Charles H. Tegeler, presidente de neurología de la Facultad de Medicina de Wake Forest, parte de Wake Forest Baptist Health.

Esto permite al cerebro autoajustarse y resolver los patrones de estrés y trauma que lo mantenían estancado antes de la exposición, todos los cuales podrían influir en la permanencia del insomnio. De modo que esos remordimientos de conciencia que nos mantienen despiertos hasta altas horas de la noche podrían reconfigurarse de tal forma que no nos afecten tanto, con solo escucharnos “a nosotros mismos”.

Menos insomnio y mejor función autónoma

woman sitting on bed
El insomnio puede alterar la frecuencia cardíaca y la función del sistema nervioso autónomo, deteriorando la salud a largo plazo.

El estudio incluyó a 107 hombres y mujeres adultos que padecían insomnio de moderado a severo. Casi la mitad recibió una intervención con HIRREM, mientras que el grupo placebo recibió una interención con sonidos aleatorios.

Cada participante completó 10 sesiones de intervenión de 60 minutos, ya fuera con HIRREM o el placebo, durante un período de tres semanas, en el cual también tuvieron que llenar un diario con detalles sobre su sueño.

Los investigadores usaron un índice de gravedad del insomnio para evaluar los síntomas de insomnio de los participantes, y también registraron la frecuencia cardíaca y la presión arterial para analizar la regulación cardiovascular autónoma.

Tras completar las sesiones y cumplir con las visitas de seguimiento cuatro meses después, los participantes del grupo HIRREM informaron una mejoría importante de los síntomas del insomnio. 78 por ciento de estos no informaron síntomas de insomnio significativos, y además experimentaron mejoras duraderas en la función nerviosa autónoma, según las medidas tomadas.

Los participantes de HIRREM tenían cinco veces más probabilidades de tener una mejoría en su variabilidad de la frecuencia cardíaca y su sensibilidad barorrefleja comparados con los del grupo que recibió el placebo.

Los investigadores no encontraron ningún efecto adverso en la intervención con HIRREM. Y la mejor parte es que los beneficios del tratamiento no se limitan únicamente a la mejora del sueño, sino que pueden conducir a una mejora a largo plazo en la salud cardiovascular.

Referencia:

Tegeler et al, High‐resolution, relational, resonance‐based, electroencephalic mirroring (HIRREM) improves symptoms and autonomic function for insomnia: A randomized, placebo‐controlled clinical trial. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/brb3.1826