El 18 de julio de 2019, un hombre de 41 años llamado Shinji Aoba vertió gasolina en las instalaciones de estudio de animación de Kyoto Animation para generar un terrible incendio en el que murieron 36 personas y 33 resultaron gravemente heridas.

El atentado marcó la historia de Japón, que no era escenario de algo similar desde la Segunda Guerra Mundial. Pero también la vida de Aoba, que a pesar de intentar huir, sufrió quemaduras graves en las piernas, el pecho y la cara que lo mantienen aún postrado.

Irónicamente, estas heridas propiciaron un avance científico que no podemos dejar de mencionar. El médico que se encargó de atender a Aoba logró cultivar su propia piel sin necesidad de un donante, proeza que detalló en 46ª Reunión Anual de la Sociedad Japonesa de Lesiones por Quemaduras celebrada el 3 de septiembre.

Un logro extraordinario

90 por ciento del cuerpo de Shinji Aoba exhibía quemaduras de tercer grado. Foto: Suo Takekuma/Kyodo News vía AP.

En su intervención, el médico dijo que tomó cuatro meses tratar la piel, que exhibía quemaduras de tercer grado, lo cual logró con una copia cultiva de la propia piel del paciente.

El procedimiento no es tan novedoso en realidad, pero la gravedad de este caso permitió ampliar los límites en los que se había aplicado hasta ahora, dando lugar a una nueva opción para pacientes similares.

De hecho, este probablemente constituye el mayor trasplante de piel autocultivada realizado en la historia de la medicina, ya que el 90 por ciento del cuerpo de Aoba estaba quemado.

Cultivar la piel demanda mucho tiempo

La gran ventaja de realizar cultivos con la misma piel del paciente es que los trasplantes se pueden hacer sin necesidad de un donante. Bien sabemos que, aunque existen bancos de piel, estos no siempre tienen suficiente suministro disponible. Además, estos procedimientos conllevan el riesgo de rechazo por parte del cuerpo del paciente.

Pero no es tan sencillo como suena. Cultivar suficiente piel nueva para cubrir quemaduras tan amplias como las de Aoba requiere mucho tiempo, y es más difícil aún considerando las pocas muestras de piel viva a partir de la cual se pueden hacer nuevos cultivos.

Durante la conferencia, el médico encargado de Aoba dijo que, para ganar tiempo en este proceso, hizo énfasis en la nutrición del paciente y en evitar infecciones durante los cuatro arduos meses de tratamiento.

Sin lugar a dudas, se trata de un avance importante que podría devolver las esperanzas a todas esas personas que han sufrido quemaduras tan graves que han cobrado su vida, o les ha sometido al estigma. Sin embargo, muchos se han quejado de la inversión de tiempo y dinero hecha para tratar las quemaduras de una masacre sin precedentes.

Referencia:

Kyoto Animation arsonist’s treatments yield major advancement in skin transplantation. https://japantoday.com/category/features/health/kyoto-animation-arsonist%E2%80%99s-treatments-yield-major-advancement-in-skin-transplantation