IBM develó su hoja de ruta para los próximos años de la compañía, planteando un “punto de inflexión” para 2023 en cuanto a la computación cuántica, buscando desarrollar un nuevo ordenador que combinaría una enorme potencia informática, arrojando resultados con una baja tasa de errores.

Así lo devela la compañía en su último mapa de ruta presentado a sus consumidores, anunciando un “punto de inflexión” para los próximo años, donde se espera que el progreso relacionado a la computación cuántica aumente rápidamente, por lo que muchas compañías ya invierten en la comercialización de estos dispositivos.

Si usted es una empresa o institución que confía en la computación como medio de ventaja competitiva o de seguridad, necesita saber qué está llegando y actuar en consecuencia.

Así lo afirma Dario Gil, Director IBM Research, quien explica la diferencia entre los bits de clásicos de computadoras y lo bits cuánticos o qubits, aquellos capaces de contener múltiples estados de información simultanea, una característica conocida como superposición, lo que permitiría resolver problemas mucho más rápido que un ordenador estándar.

Esta función junto con el entrelazamiento, serían explotadas por los computadores cuánticas, brindándoles un mayor poder de procesamiento y aumentando exponencialmente el número de qubits procesados por la máquina, aunque es uno de los mayores desafíos a los que IBM se enfrenta hoy en día.

El estudio devela que el equipo no ha descubierto como controlar grandes masas de qubits durante un periodo prolongado de tiempo, para así ejecutar circuitos cuánticos complejos, ofreciendo resultados con una baja tasa de errores, requerida por las “aplicaciones cuánticas del futuro“.

IBM afirma que se requerirán computadoras cuánticas con hasta mil qubits, para así realizar cálculos imposibles para una computadora normal, cuando el equipo mantiene una tasa de 65 qubits y una tasa de errores de 1,5% al entrelazar dos qubits, aspirando a los 127 qubits para finales del 2021, 433 qubits en 2022 y finalmente un sistema de 1.121 qubits para finales del 2023.