La polémica entre TikTok y el gobierno de los Estados Unidos solo ha crecido desde inicios del pasado agosto. Con la disputa iniciada por el presidente Donald Trump, amenazando con prohibir la app en el territorio, se han ido acumulando cada vez más pequeños conflictos que componen la enrevesada trama de eventos que conocemos en la actualidad.

Mañana, 15 de septiembre, termina el plazo dado por Trump a TikTok para separarse de ByteDance y aliarse a una empresa estadounidense. Hasta ayer, se pensaba que alguno de los dos compradores interesados, Microsoft y Oracle, se estaría anunciando hoy como ganador del ansiado trato.

No obstante, las noticias que han llegado han sido incluso más sorprendentes. Por lo que parece, ByteDance ha rechazado ambas propuestas de las grandes empresas. Como consecuencia, la red social de videos cortos podría estar viviendo sus últimos momentos en territorio estadounidense.

TikTok ha rechazado a Microsoft

En un principio, medios como The Wall Street Journal reportaron que ByteDance había rechazado el acuerdo ofrecido por Microsoft. Asimismo, los rumores se vieron confirmados por un breve comunicado oficial presentado por la propia empresa:

“ByteDance nos hizo saber hoy que no venderían las operaciones de TikTok en Estados Unidos a Microsoft. Confiamos en que nuestra propuesta hubiera sido buena para los usuarios de TikTok, al tiempo que protegía los intereses de seguridad nacional”, fue parte de lo dicho por Microsoft.

Igualmente, en el artículo también se había comunicado la oficialización de la compra de TikTok por parte de Oracle –todo ya que Microsoft no estaba en la competencia–. Pero, las noticias de esta mañana han reflejado que, en realidad, la venta simplemente no se ha llevado a cabo.

¿Oracle tampoco podrá hacer un trato con TikTok?

Con la salida de Microsoft, la victoria de Oracle parecía estar escrita en piedra como próximo “socio tecnológico de confianza”. Además, debido a las relaciones estrechas de colaboración entre el CEO de la empresa y el mandatario estadounidense, se planteaba que el trato de Oracle probablemente recibiría un rápido visto bueno de la Casa Blanca.

Sin embargo, todas estas predicciones se han desplomado. Fuentes anónimas cercanas de ByteDance le revelaron al South China Morning Post que la empresa china no tenía pensado transferir su algoritmo a ninguna compañía estadounidense.

Por los momentos, ni ByteDance ni Oracle han hecho comentarios oficiales al respecto. Debido a esto, es difícil tener más detalles de la situación entre ambas empresas. Pero, según parece, el trato esperado por todos tiene cada vez menos posibilidades de darse –y el tiempo corre–.

Las restricciones de China

Uno de los posibles motivos de este giro repentino en las negociaciones tiene que ver con recientes restricciones establecidas por el gobierno chino. Entre ellas, existen nuevas regulaciones para la venta y comercialización de software nativos con empresas extranjeras.

Ahora, según parece, si se espera hacer una transmisión de un algoritmo, código fuente u otro elemento afín, es necesario que la empresa cuente con una aprobación explícita del gobierno. ByteDance ha dejado claro que se acoplará a las legislaciones de su país, por lo que, es muy probable que logren hacer el trato a tiempo –incluso si la empresa aún tuviera la intensión de vender–.

¿Y qué pasará ahora con TikTok?

Con la montaña rusa de sorpresas que ha sido este caso, estas últimas 24 horas podrían ser cruciales y regalarlos otra gran sorpresa. Sin embargo, mientras tanto, por como están las cosas ahora, parece que a TikTok le queda poco tiempo de vida en los Estados Unidos. Con su salida otras funciones imitadoras como Reels, o apps paralelas como Triller, podrían tener una oportunidad de quedarse con el descorazonado público que consumía los contenidos de TikTok. Pero este es un futuro que aún está por definirse.