Las elecciones presidenciales de Estados Unidos han sido un tema polémico desde antes del inicio de este 2020. Ahora, con noviembre tan cerca de nosotros, la tensión se hace más fuerte y el interés en la batalla entre Joe Biden y Donald Trump crece incluso más.

El mundo digital ha sido el protagonista en este año en el que la pandemia nos ha encerrado a todos en nuestros hogares. Por este motivo, las plataformas web han recibido incluso más atención que la de costumbre.

Ya desde el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica en el 2016, la confianza en este tipo de plataformas en general ha disminuido y muchos cuestionan la influencia que estas pueden tener en los resultados electorales. Por este motivo, incluso grandes como Google ven la necesidad de moverse para demostrar que su intención no es intervenir de ningún modo en dichos resultados.

Google ha sido directo con sus intenciones

“No permitimos predicciones que puedan interpretarse como una posición a favor o en contra de cualquier candidato o partido político, ni que puedan interpretarse como afirmaciones sobre la participación o la integridad del proceso electoral”.

Esto es todo lo que ha anunciado Google en su página de soporte técnico. El escrito se ha ubicado bajo un apartado titulado “Predicciones relacionadas con las elecciones” dentro de las Políticas de Autocompletación de Google.

Según su comunicado, las predicciones que suelen salir en el buscador cuando hacemos una consulta se eliminarán por completo a la hora de googlear temas relacionados con las elecciones de este 2020. De esta forma, Google espera evitar quedar como un promotor de uno u otro candidato por sus recomendaciones de búsqueda.

¿Cómo manejará entonces Google las búsquedas de información?

En general, la compañía no dejará de mostrar resultados, ya que su intención no es censurar el contenido que su buscador ofrece. La única intención de la empresa es evitar el sesgo a la hora de realizar las búsquedas de forma que no se pueda pensar que Google está “guiando” o “sugiriendo” a los usuarios un tipo determinado de resultado.

En general, si se busca la palabra “elecciones” aparecerán resultados meramente informativos. En pocas palabras, estarán detalles de los lugares de votación, fechas, horas, entre otros. Por su parte, otras búsquedas más específicas sobre los candidatos sí pueden llevar a artículos de opinión y demás.

No obstante, Google se abstendrá de hacer todas las sugerencias posibles referentes a este tema. Sin embargo, se trata de una línea muy fina por la que la compañía intenta cruzar para lograr el equilibrio entre ser imparciales y no convertirse en un “filtro” de información que determina lo que es “correcto” leer o ver y lo que no.

Google se une a la lista

Otros grandes de la tecnología como Facebook y Twitter también han hecho algunas modificaciones de cara a las elecciones del 2020. En ambos casos, la meta ha sido la de convertirse en espacios informativos en los que reine la imparcialidad y la transparencia. Sin embargo, en la web, este siempre es un tema polémico que complace a algunos y disgusta a otros. Queda por qué cómo reaccionará el público con la nueva movida de Google.

Averiguar la línea entre lo que está permitido y lo que no es una tarea poco envidiable. Imagino que la empresa necesitará tener un equipo de personas que busquen constantemente nuevos resultados de búsqueda potenciales a medida que evolucionen las conversaciones sobre las elecciones. Aún así, es un paso en la dirección correcta.