A medida que las personas regresan a sus actividades fuera de casa, aumenta también la necesidad de contar con una infraestructura médica adecuada para abordar los nuevos contagios. Esto también implica contar con más pruebas que permitan detectar rápidamente los casos de COVID-19 y aislarlos para prevenir nuevas infecciones.

A lo largo de los meses de pandemia, los científicos y médicos han trabajado arduamente en el diseño de pruebas que permitan cumplir con dicho objetivo, y los resultados de ensayos recientes nos acercan aún más a esta posibilidad,

Los investigadores del Instituto Zepler de Fotónica y Nanoelectrónica (ZIPN) de la Universidad de Southampton desarrollaron una prueba que permite detectar la presencia del coronavirus SARS-CoV-2 entre 10 y 15 minutos.

Una nueva prueba de diagnóstico, desarrollada en la Universidad de Southampton, podría proporcionar pruebas rápidas y económicas de COVID-19, según han demostrado los ensayos recientes.

Un diagnóstico más rápido en la pandemia

A pesar de que muchos países han mejorado su estrategia para abordar el brote de COVID-19, aún existen dificultades que retrasan la respuesta oportuna ante los nuevos contagios. Una de ellas el el tiempo que se tarda en obtener los resultados.

El diagnóstico actual se basa en la prueba de PCR estándar, la cual requiere la toma de muestras nasofaríngeas que luego se envían a un laboratorio. Bajo esta dinámica, los médicos y los pacientes solo pueden saber si su diagnóstico es positivo hasta uno o dos días después. Pero con esta nueva opción, los resultados podrían obtener mucho antes.

La nueva prueba consiste en tomar una muestra con un hisopo nasal y mezclarla con una solución en un tubo. Luego, se sumerge una tira de papel que contiene un anticuerpo se sumerge en dicho tubo para absorber la mezcla. El líquido empezará a subir por la tira, y si el coronavirus está presente en la muestra, el resultado es positivo para el paciente en cuestión.

Este modelo ya ha sido probado por la Facultad de Medicina de la Universidad obteniendo buenos resultados. Los ensayos incluyeron 150 hisopos de pacientes, 125 de los cuales dieron positivo con una prueba de PCR y 25 dieron negativo.

Al comparar los resultados de ambas pruebas, los investigadores confirmaron que el nuevo producto es capaz de detectar el coronavirus de manera confiable en aquellas personas que tienen niveles virales de moderados a altos.

Ventajas de la nueva prueba

El Dr. Collin Sones, líder de ZIPN, ha destacado algunas de las ventajas que ofrece este nuevo producto. Además de ser rápida y barata, su fácil acceso y uso permite que “cualquier persona puede usarla en casa, lo que hace que la prueba diaria de lapoblación una realidad alcanzable”.

A ello sumamos la posibilidad de que el equipo de salud que está en la primera línea de batalla contra la enfermedad pueden aplicarse la prueba y obtener un diagnóstico rápidamente.

Por ser más efectiva para las concentraciones virales altas, permitiría identificar los superpropagadores potenciales. “Los individuos cuyas muestras fueron identificadas como positivas por nuestra prueba serían las más propensas a propagar la enfermedad debido a sus altas cargas virales”, añadió.

Por ahora, los científicos se encuentran negociando con los fabricantes que podrían producir la prueba a gran escala, y también están en conversaciones para obtener las aprobaciones regulatorias para ello.

Referencia:

New testing device can detect COVID-19 in 15 minutes. https://medicalxpress.com/news/2020-09-device-covid-minutes.html