Sin duda alguna que este 2020 se está despidiendo pero llevando de su mano a icónicas estrellas y en esta oportunidad le ha correspondido partir a la excelente actriz británica, Diana Rigg, icónica estrella de Juego de Tronos.

La triste noticia se dio a conocer a través de un comunicado publicado por sus familiares, donde dijeron que Diana Rigg había fallecido en paz esta mañana en su casa rodeada de su familia a la vez que solicitaban absoluta privacidad para llevar este momento de dolor.

Diana Rigg fue famosa desde la década de los años 60, cuando interpretó el papel de la agente Emma Steel en la serie Los Vengadores.

Posteriormente, saltó a la pantalla grande para interpretar a la chica Bond 007: Servicio Secreto a su Majestad en el año 1969 y desde ese momento, la entonces joven actriz compaginó su tiempo entre el teatro, el cine y la televisión.

Nacida en el año 1938 en Reino Unido, la actriz comenzó su carrera desde muy joven, pues siempre se sintió atraída por el mundo del espectáculo, interpretando su primer papel en el año 1957, destacando de allí en adelante en cada una de sus interpretaciones.

Si bien siempre se mantuvo activa a lo largo de los años, el papel que la catapultó a la fama fue su interpretación de la astuta matriarca Reina de Espinas, Lady Olenna Tyrell, en la famosa película Juego de Tronos.

Una larga trayectoria

Diana Rigg vivió un largo tiempo en la India acompañando a su padre quien se encontraba destacado en dicho país por cuestiones de trabajo y a los 8 años regreso a Inglaterra donde comenzó sus estudios que su decir, no despertaban gran pasión en ella.

Una anécdota muy conocida de Diana Rigg fue su queja por el bajo salario que percibía como actriz durante su trabajo en Los Vengadores, pues los camarógrafos ganaban más que ella, logrando que le subieran el sueldo y le flexibilizaran el horario.

Imposible pasar por altos sus excelentes interpretaciones que le valieron tres denominaciones a los premios Emmy y aunque no llegó a recibir el galardón, tal hecho no desmereció en nada su actuación ni mucho menos su trayectoria a lo largo de los años.

Hoy le decimos adiós deseándole un vuelto alto por el firmamento donde brillan las estrellas que han partido de este mundo. Extrañaremos tu talento, Diana.