Bombero luchando con las llamada en incendio forestal Creek. Foto: Noah Berger/Associated Press

Estados Unidos ha sido uno de los países más afectados por la pandemia de COVID-19, y a pesar de ello, las autoridades han puesto en marcha proyectos que aceleren el desarrollo de las vacunas.

Sin embargo, este año ha tenido que enfrentarse con situaciones adversas adicionales que han hecho más difícil la lucha contra la propagación de la enfermedad. Esta vez no hablamos de las protestas, sino de otro fenómeno que se expande acabando con todo a su paso: los incendios forestales.

Este miércoles, cerca de 50 grandes incendios forestales han estado devastando los estados de la costa oesta del país, California, Oregon y Washington, lo que ha motivado la evacuación de miles de personas y la retirada de los bomberos.

La gobernadora de Oregon, Kate Brown, informó el martes por la noche que miles de personas se vieron en la necesidad de abandonar sus hogares para escapar de las llamadas que ya han arrasado con más de 230,000 acres.

Según el reporte, “en algunas áreas, la situación es tan difícil y peligrosa que incluso los bomberos están siendo evacuados”. Las áreas afectadas fueron en el condado de Clackamas al sur de Portland y las áreas de Medford y Phoenix en el condado de Jackson.

Un fenómeno común en la región costera de EE.UU.

La situación no es para nada sencilla, pero tampoco es la primera vez que el país se enfrenta a este tipo de eventos. De hecho, la gobernadora dijo que Oregon experimenta “incendios forestales históricos” casi todos los años.

Por su parte, el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California (Cal Fire), dice que solo en California, se producen alrededor de dos docenas de grandes incendios forestales cada año, lo cual constituye un récord para Golden State durante un año.

En su informe este miércoles, el departamento indicó que este año “los incendios forestales han quemado más de 2.5 millones de acres en California”. Y entre los daños, se cuentan más de 3.700 estructuras destruidas y ocho muertos.

Lo resaltante ahora es que los de este año “no tienen precedentes”, en palabras de Brown, que los considera “un evento único en una generación”. Además, preocupa que aún quedan cuatro meses de la temporada de incendios.

El gobernador Jay Inslee dijo que solo el lunes se quemaron más acres que los que se registraron en las últimas 12 temporadas de incendios en el estado de Washington. En una ciudad ubicada al este de la jurisdicción, las llamas llegaron a destruir más del 80 por ciento de los hogares e infraestructura pública.

El Centro Nacional Interagencial de Bomberos dice que estos 50 grandes incendios en la costa oeste forman parte de la cadena de más de 90 grandes incendios que siguen quemando todo el oeste del país.

La temporada de incendios más desafiante

Cal Fire explica en su actualización que las condiciones del viento durante las últimas horas estimularon muchos incendios que ya se habían iniciado y los llevaron a un punto de fuego extremo.

“El incendio más reciente, el Willow en el condado de Yuba, estalló anoche cerca de la comunidad de Dobbins, lo que obligó a las evacuaciones. El Bear Fire, que es parte del Complejo Norte, se extendió rápidamente ayer debido a las condiciones de Bandera Roja y se trasladó hacia múltiples comunidades al este de Oroville, y obligó a más evacuaciones”.

“Esta es una de las temporadas de incendios forestales más desafiantes, quizás la más desafiante, que California haya visto”, dijo el coronel de la Guardia Nacional estatal Jesse Miller recientemente.

Hasta el miércoles en la mañana, las áreas de Washington, Oregon, California, Nevada y Arizona, que albergan a más de 30 millones de personas, se encuentran bajo advertencia de bandera roja. Esto quiere decir que las condiciones actuales (vientos fuertes y sequía) pueden propiciar o propagar incendios dentro de las próximas horas, o que ya están ocurriendo.

Se espera que haya ráfagas de viento de hasta 55 mph en áreas montañosas y al pie de las colinas, pero al menos en, California, los vientos podrían debilitarse conforme avance el día. Sin embargo, las temperaturas estacionales y las condiciones secas persistirán hasta el fin de semana.

Referencia:

Hundreds of thousands of acres are burning in Oregon, California and Washington, and weather conditions are no help. https://edition.cnn.com/2020/09/09/us/us-west-coast-fires-wednesday/index.html

California Daily Wildfire Update. https://www.fire.ca.gov/daily-wildfire-report/