Informes reportan que Disney ha agradecido, públicamente, a una agencia del gobierno chino en –acusada de abusos contra los derechos humanos en Xinjiang– por su ayuda en la producción de ‘Mulan’.

Sin duda alguna, el live action de ‘Mulan’ ha estado repleto de polémica y comentarios, sobre todo por el estreno en Disney Plus por el monto de $30. Sin embargo, ahora estas nuevas declaraciones de la compañía del ratón, superan el estreno “Premium” de la cinta.

De acuerdo a lo expuesto por medios como CNN, Disney agradece públicamente en los créditos de la cinta a varios organismos gubernamentales chinos. Esto no causaría revuelo sino fuera porque entre ellos está un departamento de publicidad del gobierno de Xinjiang, y, las oficinas de Seguridad Pública y Turismo para Turpan.

Exigen que Disney rinda cuentas

Pero, ¿cuál es el alboroto? El Buró de Seguridad Pública de Turpan ha sido acusado por el gobierno de los Estados Unidos como una organización involucrada en “violaciones y abusos de derechos humanos” en la región, ya que, se estima que desde 2015 hay hasta dos millones de uigures de mayoría musulmana y otras minorías turcas, presos en enormes campos de reeducación.

Este es un tipo de contratiempo que no esperábamos que el estreno de ‘Mulan’ tendría, pero, entendiendo que hasta Beijing ha defendido los ataques de represión que suceden en Xinjiang, catalogándolos de “necesarios para combatir el extremismo y el terrorismo”, Disney tuvo que haber sido más cuidadoso con sus agradecimientos.

Por su parte, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian reiteró que el estado defiende lo que él llamó “centros de formación y educación en habilidades profesionales” de Xinjiang.

“No existen los llamados campos de concentración en Xinjiang. El establecimiento de centros de formación y educación en habilidades profesionales en Xinjiang, de acuerdo con la ley, es un intento útil y una exploración activa para la lucha preventiva contra el terrorismo y la desradicalización”.

Es evidente que, las conexiones entre Xinjiang y ‘Mulan’ han provocado críticas generalizadas, sobre todo por el lado de los defensores de los derechos humanos, quienes le están pidiendo a Disney que hagan público cualquier otro acuerdo con el gobierno chino sobre la filmación del live action.

“[Es] profundamente perturbador que Beijing pensara que estaba bien asociarse con, y también agradecer, a los departamentos gubernamentales, específicamente a los departamentos de propaganda, y a una oficina de seguridad pública de una región de China que es cómplice del genocidio”, afirmó Isaac Stone Fish, miembro senior de la Asia Society –organización sin fines de lucro con sede en Nueva York centrada en crear conciencia sobre Asia–.

Hasta el momento, ni las organizaciones gubernamentales chinas involucradas, ni Disney han emitido comentarios al respecto.