La ansiedad es una afección psicológica, pero puede causar síntomas físicos como un corazón acelerado o manos temblorosas. Lo curioso es que no solo se origina en la mente, sino que puede ser estimulada por ciertos factores externos, como ciertas sustancias que ingerimos, como el café.

El café es una bebida muy apreciada a nivel mundial, y por qué, el ingrediente que no puede faltar en una tarde trabajo en una oficina. Es tan popular que incluso puede dar lugar a nuevas amistades por el simple hecho de coincidir en que su sabor es exquisito.

Pero no todo es bueno en torno a este. Su elevado contenido de cafeína nos puede estimular al punto de acelerarnos, de ponernos nerviosos,e irónicamente, desconcentrarnos de lo que hacemos.

De hecho, muchas personas pueden reaccionar igual al tomar café o tener un ataque de ansiedad. ¿Esto quiere decir que reducir la cafeína puede ayudar a tratar la ansiedad? Puede que sí, y ahora explicaremos por qué.

Una forma de evitar sentirnos ansiosos

Puede que alguna vez, luego de tomar nuestra tercera taza de café, nos sintiéramos hiperactivos pero no necesariamente productivos. Quienes estén más familiarizados con sus emociones, seguro habrán pensado que estarían ansiosos, cuando en realidad podría haber sido el exceso de cafeína.

Cathy Allsman, una psicóloga de Miami, cuenta su experiencia con una joven paciente que padecía ansiedad. Había aplicado varias técnicas, y entre tantas, le recomendó también que redujera su consumo de cafeína, lo cual favoreció su control del trastorno.

“Ella estaba haciendo un buen trabajo al emplear varias técnicas que le enseñé, pero dejar de tomar 12 expresos al día ayudó mucho”, aseguró. “Cortar la cafeína puede ayudar a tratar la ansiedad”.

Es necesario abordar la causa real de la ansiedad

Niña, Bebida, Té, Taza De Café, Puesta De Sol
Solo dejar de tomar café no será suficiente para solventar la ansiedad. Para ello es necesario recibir ayuda profesional.

Pero no está demás recordar que el café no necesariamente sea la causa que esté ocasionando el problema, sino que solo juega el papel de estimulante. Eliminar el café no está ni cerca de ser una cura milagrosa para la ansiedad.

Podríamos compararlo con las benzodiacepinas, conocidos ansiolíticos que funcionan ralentizando el sistema nervioso de modo que el cuerpo no caiga en un ataque de pánico (algo común cuando la ansiedad se ha convertido en un trastorno). Reducir el consumo de café solo evitará que el cuerpo experimente los síntomas físicos similares a los de estos ataques, pero no la causa de la ansiedad como tal.

Lo curioso es que el café también puede tener efectos beneficiosos sobre la salud psicológica. Por ejemplo, los expertos de Psychology Today sugieren que esta bebida puede reducir el riesgo de depresión porque ayuda a introducir la dopamina en la corteza prefrontal. Esta es una hormona que interviene en la regulación del estado de ánimo.

Así que podemos dejarlo en un punto intermedio, y recordar nuestra lección de vida: nada en exceso. En general, consumir demasiada cafeína exacerbará la ansiedad, pero tomarla en cantidades prudentes puede ayudarnos a relajarnos, motivarnos a ser más productivos e incluso a hacer buenos amigos.

Referencias:

Can Coffee Help Anxiety? https://www.psychologytoday.com/us/blog/inner-source/201509/can-coffee-help-anxiety

Can Cutting Down on Caffeine Also Cut Down My Anxiety? https://www.dollarshaveclub.com/content/story/can-cutting-down-on-caffeine-also-cut-down-my-anxiety