Crédito: Foone Tunning (@Foone).

Doom es un videojuego bélico que coloca a los jugadores en el papel de un shooter en primera persona. La primera versión de este videojuego llegó al mundo en 1993 y desde entonces no se ha detenido. Actualmente es distribuido por Bethesda y sigue siendo una producción original de ID Software.

Como una especie de broma interna en el mundo de la programación y los videojuegos, los programadores se han dado a la tarea de llevar este juego a los equipos menos pensados. Hasta ahora, desde elementos como cajeros automáticos y hasta automóviles como los Porsche se habían convertido en nuevos equipos en los que se puede jugar Doom.

Sin embargo, ninguno de estos es un hardware tan particular como el último en el que Doom ha logrado colarse. Para este caso, el videojuego puede verse y jugarse a través de la pequeña pantalla de una prueba de embarazo digital.

¿Se puede ver Doom en una prueba de embarazo?

En un principio, el programador y tuitero que se hace conocer en la web como Foone Tunning (@Foone) consiguió la manera de reproducir un video de Doom en pantalla en blanco y negro de una prueba de embarazo digital común.

Gracias a esto, la publicación recibió una gran cantidad de comentarios en plataformas como Twitter y Reddit. Sin embargo, para este punto aún la prueba de embarazo no contaba con una verdadera jugabilidad, sino que esta solo actuaba como un reproductor de video.

Fue tal la atención que recibió por haber logrado “jugar Doom” en la prueba de embarazo, que Foone al final tomó el desafío y realmente se dio a la tarea de convertir al pequeño dispositivo en un equipo en el que se pudiera correr el videojuego.

Ahora, sí, es oficial, ¡Doom se puede jugar en un test de embarazo!

Un día después, Foone anunció en Twitter su victoria y acompañó su celebración con un breve video que comprobaba la jugabilidad en la prueba de embarazo.

“Ayer tuve muchos retweets y publicaciones en reddit y demás por jugar a Doom en una prueba de embarazo.

Pero como expliqué entonces, en realidad no era JUGAR en una prueba de embarazo, era solo un video que se estaba reproduciendo, no un juego interactivo.

Bueno, ahora lo es. ¡Es la prueba de embarazo Doom!”.

Para poder controlar el movimiento, Foone añadió al sistema un teclado inalámbrico que funcionaba a través de Bluetooth. Gracias a este, el personaje se podía mover con libertad por el pixelado mapa de Doom que se reflejaba en la pantalla.

Para facilitar la visualización del gameplay, Foone hizo un segundo video que subió en el mismo hilo de publicaciones del primero. Allí se acercaba más a la pantalla para ofrecer más detalles del video. Pero, tal como reconoció en el tuit, al ser esta de tan solo 128×32 píxeles, la calidad “nunca será genial”.

Crédito: Foone Tunning (@Foone).

Sin embargo, en casos como este podemos ignorar la calidad y conformarnos con la curiosa experiencia que resultaría de jugar Doom en tan particular dispositivo. Cabe destacar que para poder correr el videojuego Foone tuvo que hacer algunos reemplazos en los componentes internos del equipo, por lo que no es 100% una prueba de embarazo sacada de su empaque. Pero ese es solo un pequeño detalle.