China develó esta semana el exitoso lanzamiento de su primera nave espacial reutilizable, así como su posterior aterrizaje dentro del territorio, aunque esto sugiere que el vehículo espacial todavía no cuenta con la potencia suficiente para viaje completo fuera de nuestro planeta.

Hablamos de un país que no se detiene en lo que respecta al avance de su tecnología espacial, quienes a mediados del año pasado pisaron por primera vez el lado oculto de nuestra Luna, sin mencionar que recientemente lanzaron una nueva misión de camina a Marte y muchas otras hazañas como su nave espacial reutilizable y funcional.

Se trata de un dispositivo que orbitó durante tres días alrededor de la Tierra, hasta que finalmente se confirmó su aterrizaje exitoso por parte de China, quienes simplemente se refirieron al proyecto como una “nave de prueba reusable“, lo que indica que todavía no se encuentra 100% lista para enviarla a la infinitud del espacio.

De momento el gobierno mantiene sus pruebas con el vehículo, incluyendo futuras prácticas de vuelo y aterrizaje, por lo que en algún momento se liberaría la información o incluso imágenes relacionadas con el proyecto, ya sea del lanzamiento u aterrizaje o simplemente el modelo en el que se basa el dispositivo.

Al menos así lo devela el medio Xinhua, quienes indican que esta nave espacial reutilizable representa un gran paso en el desarrollo de este tipo de tecnologías, ya que traería una reducción en los costes de exploración espacial, brindando un “uso pacífico del espacio” y futuros viajes turísticos de ida y vuelta.

Sin mencionar que a menor costes, menor tiempo de construcción, permitiendo a las compañías realizar misiones espaciales en un lapso más corto de tiempo, por lo que, al menos en teoría, permitiría enviar satélites o herramientas de investigación espacial con mucha más frecuencia a lo acostumbrado.