Crédito: FUTURE IMAGE/C. Hardt.

En estos momentos, Amazon tiene activa una orden judicial contra las colaboraciones entre Microsoft y el Pentágono por el contrato mil millonario JEDI CLOUD. El proyecto que consiste en la creación de una nube de Infraestructura de Defensa Empresarial Conjunta (JEDI, según sus siglas en inglés) denería haber empezado a inicios de este año.

Sin embargo, el litigio iniciado en febrero por Amazon, declarando que el proceso de decisión tuvo “claras deficiencias, errores y sesgos inconfundibles”, ha tenido las colaboraciones en pausa. Jeff Bezos declaró que la animosidad del presidente Donald Trump contra él influyeron en la decisión del Pentágono.

Por este motivo, el Departamento de Defensa declaró que realizaría una revisión completa del proceso de decidión, en paralelo a la batalla legal. Ahora, finalmente el Pentágono ha culminado su investigación y tiene una respuesta para Amazon.

El Pentágono reafirma su decisión

A través de una breve comunicación en su página oficial gubernamental, el Pentágono ha reiterado que considera a Microsoft el mejor candidato para la realización del contrato. Específicamente, el escrito indica:

“El Departamento ha completado su reevaluación integral de las propuestas de JEDI Cloud y ha determinado que la propuesta de Microsoft sigue representando el mejor valor para el gobierno”.

Por su parte, en cuanto a la realización de este, la entidad dio un poco más de detalles al escribir:

“El contrato de JEDI Cloud es un contrato de precio-fijado, entrega-indefinida/cantidad-indefinida que pondrá a disposición del Departamento de Defensa una gama completa de servicios de computación en la nube”.

En estos momentos, es poco probable que el proyecto inicie, este se mantendrá en espera hasta que Microsoft y el Pentágono sean libres para operar, tal como lo indican al final de su comunicación:

“Si bien el cumplimiento del contrato no comenzará de inmediato debido a la Orden judicial preliminar emitida por el Tribunal de reclamos federales el 13 de febrero de 2020, el Departamento de Defensa está ansioso por comenzar a brindar esta capacidad a nuestros hombres y mujeres en uniforme”.

Luego de esta declaración, queda más que claro que el Pentágono no reconoció ninguna discrepancia en el proceso de contratación. Por lo que, lo más probable es que el caso de Amazon en la corte termine pronto, a menos que la empresa desee iniciar una nueva apelación y esta sea aceptada.

La polémica ha rodeado este caso por años

El contrato JEDI del Pentágono no se trata de un elemento nuevo. Desde hace años, las grandes empresas entraron en una disputa por ser los mejores ofertantes. La consecución del contrato, implicaría no solo la llegada de eso 10 mil millones a su empresa para llevar a cabo el proyecto. De hecho, también sería una apertura de oportunidades futuras para trabajar en ese u otros proyectos.

En el 2018, se eliminó de la competencia a IBM y Oracle. De estas dos, la última apeló la decisión, pero no ha logrado una victoria en la corte. Por su parte, en el 2019 el Pentágono se decidió por Microsoft sobre Amazon.

Esto desató toda la polémica antes mencionada y ha causado el detenimiento forzado del proyecto. Según reportó el medio The Verge, un portavoz de Microsoft respondió a su solicitud de una declaración sobre el tema diciendo:

“Apreciamos que después de una revisión cuidadosa, el Departamento de Defensa confirmó que ofrecimos la tecnología adecuada y el mejor valor”.

Asimismo, indicó que Microsoft también se encontraba listo para comenzar a trabajar. Por lo que, apenas el litigio con Amazon termine, las colaboraciones entre Microsoft y el Pentágono al parecer se reanudarán sin problemas.