A medida que la ciberpiratería se especializa, son más las medidas que debemos tomar para mantener lo que nos importa alejado de actores malintencionados. En medio de esto, la autenticación de dos pasos o 2FA (2 Factor Authentication) es casi una necesidad generalizada en la actualidad.

Para esto, aplicaciones como Google Authenticator y Authy han surgido para ayudarnos a mantener nuestras cuentas seguras. Gracias a estos, podemos ingresar a nuestras cuentas solo si contamos con las claves temporales que se encuentran en constante actualización en las apps. De este modo, si nuestros datos son robados o incluso si clonan nuestra tarjeta SIM, los malos actores no serán capaces de ingresar a nuestros perfiles ni a nuestras cuentas.

Google Authenticator es uno de los sistemas de 2FA más seguros

En estos momentos, Google Authenticator es sin dudas uno de los favoritos de los usuarios a la hora de mantener su información más segura. Su sistema funciona de dos maneras, escaneando un código QR generado por la cuenta o perfil que se desea proteger o a través de un código especial de recuperación.

En cualquier caso, la app actuará de la misma forma. Primero, reconocerá el código y creará un apartado dentro de ella que podrás nombrar como prefieras. Luego, en ese mismo espacio constantemente se generarán nuevas claves que podrás ignorar sin problemas y solo utilizar cuando requieras acceder a tus cuentas.

Pero los problemas empiezan cuando…

En general, Google Authenticator ofrece un servicio muy completo. Sin embargo, surgen problemas cuando tratamos de cambiar de equipo y llevar nuestras claves con nosotros.

Debido a que Google Authenticator crea un “usuario” específico relacionado con el equipo, si instalas la app en otro, no podrás acceder a las claves que ya tenías guardadas. Por esto, podrías correr el riesgo de perder tu información ya sea porque quieras cambiar a un dispositivo más nuevo o porque hayas roto o extraviado el anterior. Para solucionar esto, acá de ofrecemos algunas alternativas para transferir tus datos de Google Authenticator de un móvil a otro.

Opción 1: transferencia de datos

La primera alternativa será perfecta si simplemente estás cambiado de teléfono y tienes acceso a los dos equipos. Desde la app del teléfono viejo, podrás seleccionar una alternativa específica de transferencia de datos que te permitirá “cerrar tu cuenta” de Google Authenticator en un dispositivo y reabrirla con todas tus claves en el otro.

Los pasos a seguir para llevar esto a cabo son los siguientes:

  1. Ingresa a la app de Google Authenticator en el viejo teléfono.
  2. Entra al menú (el ícono de los tres puntos) en la parte superior derecha.
  3. Selecciona la opción “Transferir cuentas”.
  4. Presiona “Exportar cuentas” (acá deberás verificar tu identidad a través de una clave, huella dactilar u otro método predeterminado de la app).
  5. Marca las cuentas que deseas llevarte contigo y luego presiona “Siguiente”.

En este punto, aparecerá un código QR en la pantalla de tu móvil. Acá será momento de dejarlo de lado e ingresar en el teléfono nuevo para repetir los tres pasos iniciales. Para esto, ya tendrás que tener la app descargada en este equipo también. Una vez allí, deberás:

  1. Selecciona “Importar cuentas”.
  2. Activa la opción “Escanear código QR”.
  3. Escanea el código que aparece en la pantalla del teléfono antiguo.
  4. ¡Listo!

Una vez hayas hecho esto, podrás tener todas tus cuentas sin problemas en el nuevo dispositivo. Lastimosamente, por ahora, esta alternativa solo funciona para equipos Android, por lo que los sistemas iOS no podrán acceder a estas funciones. Para ellos, y para quienes por un motivo u otro no puedan acceder a sus viejos equipos, existen otras alternativas.

Opción 2: códigos de respaldo

Cuando creas por primera vez una cuenta en Google Authenticator, este te presenta cuatro códigos de respaldo que te pide imprimir y guardar. Con ellos, puedes instalar la app en el nuevo teléfono y restablecer todas tus cuentas sin necesidad de utilizar el equipo anterior. Asimismo, esta alternativa sí funciona en los iPhone.

Cabe resaltar que, estos códigos de respaldo solo se les presentan una vez a los usuarios y es imperante que los guarden ya que no se pueden recuperar. En caso de que no los hayas guardado, cuentas con una última posibilidad.

Opción 3: almacena los códigos QR (o los códigos clave)

Esta se trata de una opción alternativa que podrás utilizar en caso de que las dos anteriores no te funcionen. Sin embargo, este proceso requiere de mucho compromiso y organización.

Para este caso, en lugar de recuperar tus claves en la app del teléfono nuevo, básicamente reabrirás con los códigos QR de las apps, todas y cada una de los archivos que allí tenías. De este modo, la aplicación en el nuevo teléfono podrá comenzar a generar claves sin problemas para todos los sitios de los que tengas el código QR o código clave de respaldo.

Por lo general, estos se presenta solo una vez cuando configuras la 2FA, por este motivo, será necesario que te comprometas a tomar captures de pantalla de todos los códigos y los almacenes de forma organizada en un lugar seguro. De este modo, si tu teléfono se pierde o extravía, igual contarás con un respaldo completo. Uno que, de paso, será igual de efectivo tanto para iOS como para Android.