Siempre resulta más cómodo tener a la mano y activo el cargador. Así cuando solo nos queda ese 1% de batería y entramos en un frenesí de emergencia para conectar el equipo, podemos hacerlo lo más rápido posible. Por esto, para muchos de nosotros dejar el cargador conectado al tomacorriente es una costumbre inconsciente.

Sin embargo, muchas veces hemos escuchado que esta es una mala práctica. Probablemente también habrás oído más de una vez el comentario de que mantener el cargador conectado consume gran cantidad de energía de forma innecesaria en los hogares.

Pero, ¿qué tan cierto es esto? Acá aclararemos este mito sobre los cargadores y también te contaremos la verdadera razón por la que deberíamos dejar de conectarlos perennemente al tomacorriente.

Sobre la “energía de reserva”

En primer lugar, es necesario hablar sobre la “energía de reserva”, incluso cuando los equipos se encuentran en reposo, siguen consumiendo una cantidad mínima de energía. En la mayoría de los casos, esto se hace para aumentar su velocidad de reacción (como cuando se enciende una PC) o su capacidad de interactuar con otros equipos (como cuando se usa el control remoto para encender la TV).

Con el avance de la tecnología, dicha cantidad de energía se ha hecho más pequeña. Debido a esto, el consumo en reposo de elementos como las neveras, televisores, computadoras y demás ha ido disminuyendo –aunque nunca desaparecerá por completo–.

Los cargadores, al mantenerse conectados, también continúan extrayendo un pequeño flujo de energía del tomacorriente. De este modo, apenas se conecta el teléfono, tablet, etc. la carga puede comenzar de inmediato sin problemas.

Es debido a este consumo que se ha considerado que mantener los cargadores conectados puede traducirse en un gasto energético potenciado al final de cada mes. Un detalle que no le hace bien ni al ambiente ni a nuestro bolsillo.

¿Qué tanta electricidad consume un cargador?

A pesar de lo antes dicho, los reportes de instituciones como de investigación como el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de Estados Unidos, han confirmado que un cargador conectado durante todo el año solo llega a consumir, en total, 1 vatio.

Por su parte, otros equipos como un computador pueden consumir anualmente casi 10 vatios –hablando específicamente de la energía de reserva gastada–. Como vemos entonces, los cargadores no son lo primero que deberíamos intentar desconectar en casa si deseamos ahorrar dinero y energía.

¿Por qué debería mantener mi cargador desconectado?

Sin embargo, esta situación no implica que lo mejor sea dejar los cargadores conectados. De hecho, mientras más equipos se mantengan enchufados, mayor será el riesgo de problemas como corto circuitos y fallos de los sistemas que originen incendios.

“Los incendios domésticos que involucraron equipos de iluminación y distribución eléctrica causaron un promedio estimado de 490 muertes de civiles y 1,200 heridos civiles cada año entre 2012 y 2016, así como un estimado de $ 1.3 mil millones en daños directos a la propiedad al año”.

Esto lo declaró la Asociación Nacional de Protección contra Incendios de Estados Unidos. Asimismo, indicaron que al menos la mitad de los incendios domésticos que se dan anualmente tienen que ver con problemas eléctricos en el hogar. Unos que, cualquier equipo constantemente conectado a los tomacorrientes puede exacerbar.

Claramente, por la poca energía de reserva que pide un cargador, es poco probable que sea la causa principal de un incendio. Pero sí puede ser uno de los factores contribuyentes.

Un asunto de precaución

En resumen, a pesar de que los cargadores conectados siempre al tomacorriente no nos hagan gastar tanta energía o dinero como habríamos creído, desconectarlos siempre que sea posible sigue siendo la mejor alternativa.

Todo esto como una forma de prevenir la ocurrencia de accidentes más graves en nuestro hogar. Eso sí, para poder hacer esto de forma más eficiente, no son solo los cargadores los que deberíamos desconectar cuando no los estemos utilizando. De hecho, todos los equipos antes mencionados, que se puedan desconectar cuando están en reposo, también deberían entrar en nuestra lista.