Recientemente, Apple anunció que la actualización de iOS 14 no llegará a nosotros este año, por lo que la esperada y controvertida función de anti-seguimiento de anuncios se retrasará hasta mediados del 2021, una larga espera al considerar que se trata de una de las implementaciones más importantes de la compañía.

iOS 14 no solo contará con nuevas características como widgets, funciones de utilidad y una biblioteca de aplicaciones, sino que también cambiará la forma en la que el usuario interactúa con sus dispositivos, especialmente cuando las aplicaciones comiencen a solicitar permiso antes de recopilar información mediante anuncios.

Es una de las características que Apple detalló durante la WWDC 2020, aquella que cuenta con el potencial de cambiar la industria, limitando el seguimiento de las aplicaciones y sitios relacionados, algo que no deja de ser un beneficio para los usuarios, pero sí que es una implementación controvertida entre desarrolladores.

Estamos comprometidos a garantizar que los usuarios elijan si permiten o no que una aplicación los rastree, para que los desarrolladores tengan tiempo de realizar los cambios necesarios, por lo que las aplicaciones deberán obtener permiso para realizar un seguimiento de los usuarios a para realizar un seguimiento a partir del próximo año.

Así lo explica la compañía en su última entrada relacionada con la actualización, donde develan que esta nueva política se implementaría con el lanzamiento de iOS 14 a lo largo de este año, pero que ahora entrará en vigencia a partir del 2021, brindando más tiempo a los editores y desarrolladores para prepararse ante sus normativas.

Los creativos de Facebook también comentaron que podría afectar negativamente a su red publicitaria, ya que en las pruebas con la actualización se develó hasta un 50% menos en los ingresos de los editores de Audience Network cuando la personalización de anuncios no se encontraba disponible como una opción.

Apple también proporcionó una actualización relacionada otro cambio de su privacidad, develando que una vez que iOS 14 se implemente en sus dispositivos, los desarrolladores y editores incluirán una sección de información sobre cómo su aplicación recopila y almacena los datos de sus usuarios.

Es así como la llegada de iOS 14, iPadOS 14 y tvOS 14 obligará a sus diferentes estudios a solicitar permiso de sus usuarios, ya sea para rastrear sus aplicaciones o para recopilar información de las mismas, una práctica que comenzará a implementarse una vez que se lance la actualización a mediados del próximo año.