Los últimos años sentaron bien a la industria del hardware, por lo que Intel busca “abrazar el futuro” de la marca con su nueva línea de productos, aquella que llegará próximamente para “celebrar una nueva era” para la compañía.

Así lo confirmó Intel a mitad de esta semana, presentando una marca totalmente nueva para sus fanáticos, basándo sus procesadores en la arquitectura Tiger Lake de la compañía, es decir la onceava generación proveniente del fabricante.

Tal como se reveló en la presentación de Intel Evo, estos productos se diseñaron con el objetivo de ofrecer el mejor procesador del mundo para portátiles delgados y livianos, provenientes de algunos de los gigantes más populares del mercado de dispositivos.

Esta arquitectura garantiza una creación de contenido hasta 2.7 veces más rápida, así como una productividad mejorada hasta un 20%, sin mencionar un mejor rendimiento destinado al mundo de los videojuegos, buscando adaptarse a cualquier tipo de consumidores.

Pero eso no es todo, ya que Evo también abarca el Proyecto Athena de Intel, aquel que se develó inicialmente a mitad del año pasado, buscando un enfoque “holístico” para el diseño de sus computadores destinado a las necesidades del “emprendedor móvil” en el mundo real.

La nueva generación de Intel 

Por lo que Intel Evo no solo es una nueva marca de procesadores, sino que combina la arquitecctura de Tiger Lake con el Proyecto Athena, unidos bajo una línea de productos destinada a los ordenadores portátiles más avanzados de todo el mercado.

Ambos ya cuentan con proyectos o diseños que abarcan algunos de los dispositivos comerciales más esperados del mercado, creados en asociación con compañías como ACER, Asus, Lenovo, Samsung y muchos otros más.

Así lo explicaron Karen Walker (Vicepresidenta Senior y Directora de Marketing), acompañada por Gregory Bryant (Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General de Client Computing Group de Intel) durante la presentación de Intel de esta semana, develando el nuevo logotipo oficial para Evo.