Quienes hayan viajado en aviones, seguro habrán escuchado que el café y el té que sirven en ellos no son especialmente buenos. Quienes lo hayan probado por sí mismos seguro estarán de acuerdo con ello.

En estos casos, puede que la razón no radique en la calidad de los solutos como tal, sino en la del agua, que se ha puesto en duda en varias oportunidades. Los más maniáticos con el tema, por cualquier razón, probablemente eviten probarla a toda costa.

Puede que se trate de solo un mito, o una exageración de parte de los viajeros. Aún así, aprovecharemos la oportunidad para profundizar en el tema y prepararnos de la mejor manera para nuestro próximo viaje post pandemia.

Bacterias en el agua

El agua que sirven en los aviones puede tener bacterias, pero en concentraciones bajas.

Los gérmenes están en todos lados, incluso en nuestra piel, incluso dentro de nosotros, pero estos se encuentran en concentraciones saludables que resultan beneficiosas para el funcionamiento de nuestro cuerpo. ¿Entonces por qué les tememos tanto?

Pues sí, no es un secreto para casi nadie que no todos los gérmenes son buenos. Algunas bacterias pueden hacernos enfermar gravemente, como la Escherichia coli que podemos contraer con solo tomar un agua en mal estado. He allí la preocupación de muchas personas.

Pensar que el agua contiene cualquier tipo de bacteria puede generarnos miedo y desconfianza. Pero, siendo sinceros, rara vez pensamos en ello al tomar agua del filtro de nuestro hogar (que, como indicamos en una nota previa, también puede arrastrar muchas bacterias y suciedad si no le hacemos mantenimiento).

Lo bueno es que la mayoría de las veces no nos pasa nada. Esto no quiere decir que el agua que tomamos del grifo regularmente se encuentra limpia por completo y que cumple con todos los estándares de calidad. En cambio, esto se relaciona más con las bacterias a las que ya estamos acostumbrados (sin darnos cuentas).

Además, algunos trabajos que investigaron la calidad del agua en los aviones encontraron 37 tipos diferentes de bacterias en ella, incluida la temida E. coli., pero ninguno la contenía en niveles peligrosos.

Agua con una composición diferente

Al viajar en avión, tomamos agua que probablemente fue recargada en un país diferente al nuestro, lo que sugiere también una composición diferente, incluso de gérmenes a los que nos estamos acostumbrados. Así que no se trata de que el agua esté sucia, sino que es diferente. Es por esta razón que se recomienda a muchos extranjeros solo consumir agua embotellada.

Sin embargo, las aerolíneas continúan sirviéndolo y los pasajeros continúan bebiéndolo. Por tanto, la cuestión no parece ser si el agua que sale de los grifos de los fregaderos de los aviones es realmente gruesa, sino si el consumo de agua bruta realmente tiene alguna consecuencia.

Las tuberías y los recipientes en los que se almacena el agua en los aviones también han figurado como culpables del mal sabor del agua, y por consiguiente, del café o té que suelen servir en ellos.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) proporciona estándares respecto a la limpieza del agua potable, y esto incluye a las aerolíneas. Según estas, las aerolíneas solo están obligadas a limpiar sus tuberías cuatro veces al año. Y aunque parezca poco, pero ¿cuántas veces al año solemos limpiar las tuberías de nuestra casa?

Referencias:

Bacteria in tap water can be traced to the water treatment process. https://news.umich.edu/bacteria-in-tap-water-can-be-traced-to-the-water-treatment-process/

Is It Safe to Drink the Water in Foreign Countries? https://www.travelchannel.com/interests/travel-tips/articles/is-it-safe-to-drink-the-water-in-foreign-countries

Bacteria that Travel: The Quality of Aircraft Water. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4661625/

Flight attendants cringe when you order tea or coffee — and the reason is pretty gross. https://www.businessinsider.com/flight-attendants-tea-coffee-diet-coke-2019-9