Crédito: GETTY IMAGES/Isabel Pavia

El estudio de la epilepsia ha dado grandes pasos en los últimos, pero aún se encuentra lejos de debelar todos los misterios de esta condición. En la actualidad, ya se han desarrollado medicamentos diseñados para ayudar a regularla, de forma que las personas puedan disfrutar de una vida tranquila y normal.

No obstante, existen casos en los que los individuos presentan resistencia a los fármacos antiepilépticos (FAE). Acá, las personas no cuentan con esta herramienta que podría ayudarlos a surcar con más facilidad la vida cotidiana.

La investigación recientemente publicada en la revista Neurology aborda este problema específicamente para aquellos con epilepsia genética generalizada (EGG). En un principio, la meta de la investigación era probar tres modelos de tratamientos distintos para ubicar el más eficiente. Sin embargo, al final sus resultados les dieron una nueva e inesperada pista para poder entender la acción de la epilepsia en el organismo y el cerebro.

Las mujeres con EGG fueron más resistentes a los FAE cuando menstruaron

La investigación se llevó a cabo en dos centros de salud distintos y eligieron casi 600 candidatos de una muestra de más de 5 mil que ahora forma parte de un estudio longitudinal de esta misma área. Lo que se hizo fue analizar a los pacientes (aquellos con EGG y aquellos sin ella) así como a quienes presentaban resistencia a los FAE y quiénes no.

Al final, fue posible notar que las mujeres con EGG catamenial, eran hasta 4 veces más propensas a presentar resistencia a los FAE que las mujeres con epilepsia generalizada genética no catamenial. Asimismo, durante la menstruación, estas mujeres tuvieron convulsiones mucho más frecuentes, ya que aumentó su resistencia a los fármacos.

El nuevo camino a seguir

Crédito: GETTY IMAGES/Julyprokopiv

A pesar de que en otras investigaciones se ha visto que la epilepsia catamenial generalizada genética es más manejable con fármacos que la epilepsia focal, un porcentaje 20% aproximadamente en estos estudios tendió a no responder tan bien a los medicamentos. Para hacer referencia a esta situación y relacionarla con su estudio, el profesor asociado de genética en la Universidad de Rutgers-New Brunswick, Gary A. Heiman, ha comentado:

“No está claro por qué las convulsiones en estas personas no responden bien y buscamos investigar por qué. Encontramos una asociación sorprendente entre el ciclo menstrual de las mujeres y aquellas con epilepsia generalizada genética resistente a los medicamentos. Comprender las razones de esta asociación podría conducir a opciones de tratamiento alternativas y personalizadas para al menos algunos pacientes”.

Continúa y comenta que, gracias a esta nueva información, es necesario seguir adelante prestando particular atención a los casos de estas mujeres que aumentan sus convulsiones durante el periodo menstrual. Gracias a esto, se puede contar por primera vez con un grupo “homogéneo” que presenta una causa común para la resistencia a los medicamentos. Por este motivo, Heiman también acota:

“Los estudios genéticos y de tratamiento de estas mujeres podrían descubrir el motivo [de la resistencia a los medicamentos] y se podría desarrollar un tratamiento personalizado”.

Gracias a esto, los pacientes con EGG que son resistentes a los fármacos finalmente podrían encontrar una alternativa para mantener sus convulsiones bajo control.

Referencia:

Development and validation of a predictive model of drug-resistant genetic generalized epilepsy: https://doi.org/10.1212/WNL.0000000000010597