El pasado 28 de agosto, Elon Musk mostró de forma oficial y a través de un cerdo, todos los avances de su equipo de Neuralink en el desarrollo del prototipo de implante cerebral de próxima generación que conectará una máquina con la mente humana.

En el 2016, el famoso CEO de Tesla impresionó a toda la población cuando anunció la creación de Neuralink, una empresa cuyo fundamento es crear implantes cerebrales que ayuden a mejorar las funciones del cerebro.

Musk presenta una muestra del implante cerebral desde un cerdo

De acuerdo con la fuente, Musk presentó un poco de las funcionalidades que se han implementado en esta interfaz cerebro-computadora desde un cerdo llamado Gertrude, a través del cual se transmitió en tiempo real la actividad neuronal mientras éste se balanceaba alrededor de un corral.

Cortesía de: newatlas

Link V0.9, como se ha denominado este chip, presenta 1024 canales para recopilar información del cerebro, algo que para Musk representa un prototipo “100 veces mejor que el siguiente mejor dispositivo de consumo”.

Link V0.9, el primer implante cerebral de Neuralink

Según la fuente, este prototipo que un principio se anunció como un sensor que se ubicaría detrás de la oreja y se conectaría a través de electrodos con la superficie del cerebro, ahora se mostró como un dispositivo bastante diminuto, del tamaño de una moneda, cuyo diámetro es de 23 mm y tiene un grosor de 8 mm (0,9 x 0,3 pulg.).

Cortesía de: newatlas

Musk señala que este implante está diseñado para quedar al ras del cráneo y funcionar con una batería que tendrá una duración de 24 horas, la cual se podrá recargar de forma inductiva como un reloj inteligente, es decir, sin necesidad de cables.

Cortesía de: newatlas

Un robot como método de implantación

Neuralink en su afan de crear un robot quirúrgico automatizado que puede insertar un  dispositivo Link V0.9 en una hora, se ha aliado con la firma de diseño Woke Studio para desarrollar un robot llamado Neuralink’s bot que se presenta en un color blanco limpio de líneas arqueadas y superficies suaves.

Este robot llegará con tres partes principales: cabeza, cuerpo y base, donde la primera de ellas sera una pieza similar a un casco que sostendrá la cabeza del paciente e incluirá una guía para la aguja quirúrgica, cámaras y sensores integrados para mapear el cerebro del paciente.

Mientras que el cuerpo, incluirá todas las partes responsables del movimiento del robot, y la base cuya funcionalidad será la de proporcionarle soporte a la estructura y resguardar el cerebro del robot.

Aplicaciones futuras de Link V0.9

Para Muks este podría ser el inicio de todo, pues a su criterio Link V0.9 podría permitir a futuro invocar a Teslas, almacenar recuerdos y/o jugar videojuegos, además de contribuir de forma significativa no solo en el monitoreo de las señales eléctricas que viajan desde las neuronas al cerebro, sino también de permitir la corrección de las que se están descomponiendo.

Te compartimos la presentación de Link v.0.9, para que puedes observar todos los detalles sobre este innovador proyecto que promete en un futuro no muy lejano regresarle el movimiento de sus extremidades a personas paralizadas, o una cura a afecciones como: la depresión y el dolor crónico.