La idea de un día de playa, o simplemente un picnic a la luz del sol, resulta encantadora, sobre todo en estos tiempos de confinamiento debido al coronavirus. Un poco de vitamina D no estaría mal para sobrellevar el malestar por el aislamiento y el aburrimiento.

Pero en lo que respecta la luz solar, debemos ser especialmente prudentes. Sí, esta permite la vida en la Tierra, rige nuestros ciclos circadianos y permite que nuestro cuerpo produzca la vitamina D, pero al mismo tiempo puede resultar muy nociva.

Después de un día de exposición prolongada al sol, podemos presentar quemaduras que, aunque parezcan inofensivas, pueden ocasionarnos problemas graves más adelante. Pero el efecto puede ser incluso casi inmediato, como ocurre con la denominada “hell’s itch” o picazón del infierno, de la cual hablaremos a continuación.

¿Qué es la picazón del infierno?

Enfermedad, Medicina, Salud, Medicamento, Dolor
La picazón del infierno se siente como una picada de hormigas de fuego que desespera al punto de querer arrancar la piel.

Para algunas personas, algo tan común como quemarse con el sol transformarse en una experiencia desesperante al punto de merecer un apodo como “picazón del infierno”. Se trata de un picor doloroso que puede surgir unos días después de una quemadura solar.

Quienes la han experimentado, la describen como una sensación que llega de debajo de la piel, “una picazón incontrolable que, cuando se rasca, causa un dolor punzante” que provoca arrancarl.

Por supuesto, se trata de una condición bastante rara, lo que podría explicar por qué quizás nunca ha conocido a nadie a quien le haya ocurrido. Pero se estima que ocurre entre el 5 y 10 por ciento de las personas.

Tampoco hay mucha información científica al respecto. De hecho, en 2019, un investigador de la Facultad de Medicina y Medicina Veterinaria de Edimburgo, Reino Unido, lamentó la falta de datos sobre este fenómeno, sobre todo en lo referente a factores de riesgo.

Lo gracioso es que buena parte de la información que se ha recopilado hasta ahora reside en plataformas como Reddit que, nos guste o no, constituye una de las fuentes más completas de nuestra actualidad.

“Mucho de lo que se ha escrito sobre la picazón del infierno proviene de personas en Internet que transmiten sus propias experiencias con esta dolorosa condición”, escribió Adrian J. Wilder-Smith en su artículo en Journal of Travel Medicine.

Remedios muy peculiares

Pero más gracioso aún son los remedios que les han funcionado a las personas que han pasado por esta situación infernal. Los usuarios de Reddit destacan el ibuprofeno, antihistamínicos e incluso la marihuana, como tratamientos principales.

No podemos dejar de mencionar los remedios tópicos, aunque han arrojado resultados mixtos. Entre ellos, la para la dermatitis del pañal es la que ha tenido mejores efectos como tratamiento. Sin embargo, hay quienes han usado whisky, sedantes y baños de avena para mejorar.

Por el momento, la condición permanece prácticamente desconocida, por lo que atenderla es una cuestión de ensayo y error. Esto nos deja dos lecciones dignas de atención: la mejor forma de evitar la picazón del infierno protegernos del sol, y también ser más empáticos. Definitivamente esas personas que se desesperan cuando les pican sus quemaduras no están exagerando.

Referencia:

‘Devil’s Itch’ after a Sunburn Is Exactly as Bad as It Sounds. https://www.dollarshaveclub.com/content/story/devils-itch-after-a-sunburn-is-exactly-as-bad-as-it-sounds

Hell’s itch due to sunburn. https://academic.oup.com/jtm/article/26/1/tay124/5180068