Puede que a todos nos haya pasado que buscamos nuestro lapiz teniéndolo en la mano, o detrás de la oreja. Son cosas que a veces hacemos de manera tan automática que ni siquiera nos percatamos. ¿Pero cuántos nos hemos tragado objetos peligrosos sin darnos cuenta?

Hoy exponemos un caso muy curioso publicado en The Journal of Emergency Medicine: un adolescente que sufrió un dolor agudo en el pecho durante tres días por haberse tragado un pequeño alfiler.

Un extraño objeto lineal en el corazón

Dolor De Cabeza, Dolor De Pecho, Hurt, El Dolor
El adolescente fue al médico luego de tres días de dolor y descubrió que tenía un alfiler clavado en su corazón.

Un joven de 17 años acudió al departamento de emergencias luego de pasar tres días con un dolor agudo en el pecho, que se irradiaba a la espalda y empeoraba cada vez que se acostaba o que intentaba respirar profundamente.

Los médicos le hicieron una prueba de la actividad eléctrica del corazón, conocida como electrocardiograma, y los resultados anormales que obtuvieron los hicieron pensar que el paciente tenía perimiocarditis, o inflamación del músculo cardíaco y la membrana circundante.

También la realizaron pruebas de laboratorio que mostraron que el adolescente tenía niveles elevados de proteínas en la sangre, lo cual les sugirió que podría haber una lesión cardíaca.

Pero el misterio se resolvió cuando realizaron una tomografía computarizada del pecho del paciente, lo que les permitió observar en su pecho un extraño objeto metálico de forma lineal incrustado en su corazón. Medía aproximadamente 3.5 centímetros de largo, y sobresalía del ventrículo derecho del corazón, la cámara inferior derecha que se encarga de bombear sangre a los pulmones.

Un alfiler de costura tragado de manera inadvertida

Cuando los médicos entrevistaron al joven, este dijo que no había ingerido ningún objeto extraño ni había experimentado un trauma físico en el pecho. Pero en una conversación posterior comentó que solía adaptar su ropa él mismo, por lo que a veces llevaba alfileres en su boca.

El paciente dijo que, de haber ingerido un alfiler de costura, no había sido consciente, pero sin lugar a dudas esta parecía la explicación más lógica para lo que encontraron en su interior.

La solución fue bastante invasiva. Los médicos llevaron a cabo una cirugía a corazón abierto para extraer el objeto, que en efecto resultó ser un alfiler de costura, constituyendo este uno de los pocos casos de agujas encontradas en el corazón.

Remoción de cuerpos extraños

Pero muchos se preguntarán cómo pudo terminar justo en este órgano tan importante. La Dra. Bonnie Mathews, es probable que el alfiler migrara directamente desde el estómago hasta el corazón, pero también existe la posibilidad de que este haya migrado desde otro lugar a lo largo del tracto gastrointestinal, como desde el esófago o el intestino delgado.

Se trata de una situación en realidad peculiar. Algunos médicos dicen que cuando el objeto es tan pequeño, puede pasar a través del tracto gastrointestinal sin complicaciones y sin causar síntomas. Pero, como indican en su artículo, este nuevo caso “destaca las posibles complicaciones devastadoras de la ingestión de cuerpos extraños”.

“Se debe considerar seriamente la remoción de todos los cuerpos extraños gástricos lineales, punzantes e ingeridos para prevenir complicaciones por migración como la descrita en este caso”.

A pesar de que su condición era peligrosa, el adolescente se recuperó por completo de su cirugía de extracción de alfiler, y “no ha tenido complicaciones” hasta ahora, según Mathews, autora del documento.

Referencia:

Occult Ingested Foreign Body: An Unusual Cause of Perimyocarditis. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0736467920305850