Kevin Mayer / Crédito: Financial Times.

Agosto ha sido definitivamente un periodo turbulento para la app china de videos cortos, TikTok. Desde que el primero de este mes, cuando el presidente estadounidense Donald Trump amenazó seriamente con prohibir la aplicación en el país, los problemas para la empresa no han dejado de aparecer.

El motivo de la prohibición viene por las preocupaciones de los Estados Unidos sobre la seguridad nacional y cómo TikTok podría ser utilizado como una herramienta de espionaje en el territorio estadounidense. La aplicación ha negado una y otra vez el que ella comparta información con el gobierno de China o incluso con empresa matriz, ByteDance. Sin embargo, sus aclaratorias no han sido escuchadas.

Luego de este evento, la situación entre TikTok y la administración de Trump solo se ha tensado más. Debido a todos estos conflictos y las implicaciones que estos tendrían para su rol en la empresa, Kevin Mayer, quien actuaba como CEO de TikTok, ha anunciado que ha decido renunciar al cargo.

Kevin Mayer deja TikTok luego de tres meses en su cargo

La noticia de la renuncia de Mayer llegó por una carta enviada de forma privada a los empleados de TikTok en Estados Unidos. Allí Mayer reconoce la delicada situación en la que se encuentra la compañía. Por esto, comenta que, entendiendo los cambios que esto traería para su cargo, ha tomado la decisión de dejar la compañía.

Específicamente, en un fragmento de la carta compartido por CNET, Mayer comenta lo siguiente:

“En las últimas semanas, a medida que el entorno político ha cambiado drásticamente, he reflexionado sobre lo que requerirán los cambios estructurales corporativos y lo que significan para el puesto global al que me inscribí.

En este contexto, y como esperamos llegar a una resolución muy pronto, quiero con pesar hacerles saber a todos que he decidido dejar la empresa”.

Mayer había comenzado a trabajar como el CEO de TikTok este primero de junio, luego de renunciar en mayo a su cargo como director de operaciones de la popular plataforma de streaming en Disney Plus. El reconocido ejecutivo llevó una carrera de éxitos dentro de Disney y participó no solo en la construcción de la plataforma antes mencionada sino también en unas de las adquisiciones cruciales de Disney en los últimos 15 años. Entre estas se encuentran casas productoras como Pixar, Marvel y LucasFilms.

Según reportó el Financial Times, fuentes cercanas a Mayer declararon que él no previó lo implicada que podría quedar TikTok en el conflicto internacional entre Estados Unidos y China. Por lo que, concluyen que Mayer “no firmó para esto”.

La respuesta de TikTok

Por su parte, el director ejecutivo y fundador de ByteDance, Zhang Yiming, también se ha dirigido en una carta a sus empleados para comentar sobre la decisión de Mayer.

“Kevin me habló y entiendo completamente el resultado al que llegamos debido a las circunstancias políticas en las que estamos operando podría tener un impacto significativo en su trabajo en cualquier escenario, pero particularmente [se vería afectado] dado su rol global mientras se encuentra en los Estados Unidos”.

El Financial Times compartió este estracto luego ponerse en contacto con ByteDance y lograr acceder al comunicado privado. En resumen, allí se ve que el director de ByteDance reconoce los desafíos que se le presentan a la empresa. Asimismo, muestra que percibe cómo particularmente el cargo de Mayer podría verse afectado. Por este motivo, declara que comprende su decisión de retirarse. Por lo que la salida de Mayer de la empresa se da en buenos términos.

¿Qué pasará con TikTok en Estados Unidos?

Mayer, en otro fragmento de su carta también ha hecho una mención a lo que considera podrían ser el futuro de TikTok las consecuencias del cambio organizacional que recibirá la empresa para el resto de sus empleados y usuarios:

“Quiero dejar claro que esta decisión no tiene nada que ver con la empresa, lo que veo para nuestro futuro o la fe que tengo en lo que estamos construyendo.

De cara a la próxima fase de esta empresa, no hay duda de que el futuro es increíblemente brillante. Para nuestros usuarios, cualquier cambio estructural potencial no debería afectar su experiencia, y creo firmemente que nuestra comunidad será más creativa y diversa que nunca. La plataforma continuará brindando a nuestra comunidad global una experiencia increíble e integrada como lo hace hoy. Del mismo modo, desde la perspectiva de los empleados, creo que la gran mayoría del trabajo no cambiará”.

Con esto, Mayer intenta hacer entender que su decisión se basó simplemente en los cambios que veía venideros particularmente para su rol como CEO. Ya que implicaba un manejo global de las operaciones de la compañía y, con las modificaciones, ya no podría ejercerlo. Con esto, aclara que su partida no se debe al futuro que ve para TikTok como empresa en Estados Unidos.

Mientras pasa la tormenta, la actual gerente general de TikTok, Vanessa Pappas, se convertirá en la directora interina de la compañía en Estados Unidos.

La situación entre TikTok y Estados Unidos

Luego de los primeros encontronazos, Trump efectivamente firmó una orden ejecutiva dándole un ultimátum a TikTok: o vendía sus operaciones en Estados Unidos a una compañía nacional, o sería prohibida total y permanentemente en el territorio nacional.

ByteDance respondió cediendo a las peticiones de Trump y aceptó que se iniciaran las negociaciones. Ahora, comenzando a contar desde el día de la firma de la orden, TikTok cuenta con un plazo de noventa días para encontrar un comprador estadounidense.

Hasta ahora, solo dos grandes competidores parecen tener el deseo y la capacidad de llevar esto a cabo: Microsoft y Oracle. Sin embargo, no es una negociación fácil. Además, la división de las operaciones de la app, sin fragmentar sus funcionalidades de cara a los usuarios, es un proceso sin precedentes.

A pesar de la respuesta afirmativa de ByteDance sobre el inicio de las negociaciones, TikTok en Estados Unidos por su parte ha demandado este lunes a Donald Trump. En su petición requieren que se anule la orden ejecutiva firmada por Trump. Esto ya que alegan que él nunca les dio oportunidad de responder a sus preocupaciones sobre seguridad nacional.