Crédito: GRAS GRÜN de Unsplash.

Mientras la pandemia del coronavirus avanza por el mundo, la medicina y la ciencia en general buscan formas de finalmente hacerle frente a la enfermedad. En medio de esta carrera, ya se han creado varias vacunas candidatas y la FDA ha aprobado el uso del Remdesivir como medicamento contra el COVID-19.

Sin embargo, no se ha podido determinar aún un tratamiento específico y efectivo contra el COVID-19 y los efectos que causa en el organismo. Ahora, una investigación publicada en British Journal of Pharmacology que aborda el Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (SDRA) causada por la enterotoxina B estafilocócica (SEB) podría traer una solución nueva a esta situación.

Los investigadores Mitzi Nagarkatti y Prakash Nagarkatti, que han estudiado los efectos desinflamatorios de derivados de plantas por más de dos décadas, ahora han demostrado que uno de estos podría ser la clave para contrarrestar los efectos nocivos de la inflamación sufrida durante un cuadro de SDRA.

Los peligros del SEB

El SDRA se trata de una consecuencia de la presencia del superantígenos bacteriano SEB en el organismo. Cuando este ingresa a nuestro cuerpo produce en este una respuesta inmune que activa los procesos inflamatorios.

El problema comienza cuando dicha respuesta se vuelve exagerada y la inflamación es tan masiva que, en lugar de proteger al organismo, lo daña. A esta situación se la conoce como “tormenta de citoquinas” y puede llegar a ser mortal. Esto debido a que es capaz de desencadenar fallos en los pulmones y otros órganos vitales.

De hecho, en gran parte de los casos, las consecuencias fatales del SDRA están ligadas a dichas “tormentas”. Ahora, la investigación de los Nagarkatti ha mostrado que se puede combatir el SDRA causado por el SEB a través del tetrohidrocannabinol (THC) que se encuentra en la planta cannabis sativa.

El THC y las dificultades respiratorias

Los resultados del estudio han llegado a los Nagarkatti a concluir que el THC es un inhibidor altamente efectivo de los efectos negativos del SEB. Por lo que, a su vez, se convierte en un tratamiento posible contra el SDRA –que en la actualidad no tiene ninguna prescripción específica–.

La investigación se llevó a cabo en un modelo de ratón. Luego de ser expuestos al SEB se monitorearon síntomas como inflamación pulmonar y fallas multiorgánicas en los ratones. A un grupo se le suministró THC mientras que el otro permaneció como control.

Finalmente, se analizó la microbiota intestinal y pulmonar de ambos grupos. Aquellos que tuvieron el tratamiento con “THC” no solo tuvieron una tasa de mortalidad menor, sino que presentaron síntomas más leves que los ratones del grupo control.

 “El síndrome de dificultad respiratoria aguda es desencadenado por una variedad de agentes etiológicos. Actualmente, no existen medicamentos aprobados por la FDA para tratar el SDRA, por lo que la tasa de mortalidad es cercana al 40 por ciento. Nuestros estudios sugieren que el THC es muy eficaz para tratar el SDRA”, resumió Mitzi Nagarkatti.

Luego de esto, también recalcó que los ensayos clínicos deberían ser el siguiente paso a seguir tras revelar los resultados de la investigación. Todo debido a que serán “fundamentales para investigar si esto [el THC] funciona” más allá de las pruebas en modelos animales.

THC como protector ante efectos letales del SDRA

Un punto vital que demostró el estudio tuvo que ver directamente con la mortalidad por SDRA. El 100% de los ratones que solo fueron expuestos a la toxina bacteriana SEB murieron a causa de la dificultad respiratoria. Por otro lado, las criaturas a las que se les suministró THC pudieron combatir mejor la toxina y no murieron por la enfermedad.

Asimismo, tanto la microbiota de los pulmones y del intestino de los ratones mostraron presencia de Akkermansia muciniphila –patógeno asociado al SEB–. Pero, los ratones con THC también reportaron poblaciones más grandes de Ruminococcus gnavus –una bacteria benigna que ayuda a combatir el efecto del SEB y sus patógenos–.

Finalmente, los ratones expuestos al THC no solo mostraron una proliferación mayor de componentes antimicrobianos, sino que también presentaron abundantes elementos antiinflamatorios como el ácido propiónico.

En resumen, los científicos lograron comprobar que el THC aligera los efectos del SEB en el organismo, lo que trae como consecuencia una mortalidad menor por SDRA. Por esto, se podría considerar a este cannabinoide como un posible candidato para la construcción de tratamientos para el síndrome respiratorio.

¿El THC podría ser un tratamiento efectivo contra el COVID-19?

“La tormenta de citocinas es un gran problema clínico que conduce a fallas multiorgánicas y, a menudo, a la muerte. También se observa en pacientes con COVID-19 y no existen modalidades de tratamiento eficaces contra este síndrome. Hemos estado trabajando con cannabinoides durante más de 20 años y encontramos que los cannabinoides como el THC son altamente antiinflamatorios. Por lo tanto, nuestros estudios plantean la interesante sugerencia de probar el THC contra el SDRA observado en pacientes con COVID-19”, acotó Prakash Nagarkatti.

Como ya se sabe, los casos severos y mortales de COVID-19 también se han asociado con la manifestación de las temidas “tormentas de citocinas”. Por lo que, los descubrimientos de los Nagarkatti podrían convertir al THC en un tratamiento universal para variados tipos de SDRA, incluyendo al actual coronavirus que tiene al mundo de cabeza con casi 24 millones de contagiados y más de 820 mil fallecidos.

El estudio se publicó el cuatro de agosto de este año y también contó con la participación de los investigadores Amira Mohammed, Hasan Alghetaa, Juhua Zhou y Saurabh Chatterjee.

Referencia:

Protective Effects of Δ9‐Tetrahydrocannabinol Against Enterotoxin‐induced Acute Respiratory Distress Syndrome is Mediated by Modulation of Microbiota: https://doi.org/10.1111/bph.15226