Entre los usuarios que utilizan habitualmente dispositivos móviles o tablets Android es común oír hablar de las aplicaciones APK. Y haciendo una primera definición rápida, podríamos decir que las APK serían el equivalente de los archivos ejecutables en Windows. De hecho, incluso puedes ingresar a esta página para descargar Play Store APK ya que incluso la famosa Play Store, que es conocida por ser la tienda que nos suministra todas las aplicaciones, es también una app en sí misma.

¿Qué es una APK y para qué sirve?

En un principio podríamos definir APK como una extensión de archivo que está enfocada al sistema operativo Android. Se trata del tipo de aplicación desarrollada en exclusiva para ser compatible con el sistema operativo para dispositivos móviles, Android. El sistema operativo Android pertenece además a Google.

APK también es un acrónimo de Android Application Package y como habíamos comentado ya en la introducción, vendría a ser lo mismo que cuando se habla de los archivos con extensión EXE en los sistemas operativos Windows de Microsoft. Hay que pensar que para poder publicar una aplicación en Google Play Store, es necesario pagar un canon de entrada y cumplir una serie de requisitos a nivel de políticas de Google, así que las APK son la forma en la que muchas empresas y particulares dan a conocer sus aplicaciones para Android.

Es importante señalar que cualquier aplicación que podamos descargar desde Play Store o una tienda similar como Aptoide o la reciente Huawei AppGallery, se puede extraer en formato APK. Como curiosidad decir que un archivo APK se puede abrir con cualquier descompresor de archivos, ya que en esencia no es más un contenedor de archivos de Android, si además la APK no está firmada, la podremos modificar desde Android Studio.

Aprende a descargar e instalar cualquier APK

Antes de descargar un archivo APK e instalarlo en nuestro dispositivo móvil Android es necesario tener en cuenta varias cosas que pueden llegar a ser cruciales, como por ejemplo, el tipo de páginas desde las que hace la descarga, ya que existen webs que únicamente buscan infectarnos con software malicioso, el cual puede resultar perjudicial, por otro lado es necesario valorar que las APK no han pasado los mismos estrictos controles de calidad a los que son sometidas todas las aplicaciones que se publican en Google Play Store.

Una vez conocemos los riesgos, vamos a explicar el proceso de descarga e instalación de una APK en Android a través de los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, para poder instalar un archivo APK en un móvil o tablet Android, hay que acceder a la opción de Seguridad dentro de los ajustes.
  2. A continuación, dentro de la configuración de Seguridad debemos activar la opción de instalar aplicaciones desde desconocido para que el dispositivo permita la instalación de aplicaciones no oficiales o en forma de betas a través de archivos APK.
  3. Una vez activada esta opción, descargamos la APK de nuestra elección y desde el gestor de archivos del móvil pulsamos sobre la app escogida para que de comienzo la instalación.
  4. Cuando la instalación haya finalizado sería recomendable desactivar de nuevo la instalación desde orígenes desconocidos para aumentar la seguridad de nuestro dispositivo.

Ventajas de las APK frente a las apps de Play Store

Lejos de intentar demonizar a las APK, desde este artículo nos gustaría romper una lanza en favor de ellas ya que existen muchas aplicaciones que no están disponibles en Play Store y son ampliamente interesantes como por ejemplo las aplicaciones destinadas a grabar conversaciones, que han sido prohibidas o aplicaciones emblemáticas como las que permiten rootear el teléfono móvil o modificar otras aplicaciones, además de otras tiendas diferentes a Play Store que tampoco están permitidas y pueden ofrecernos apps y juegos muy interesantes.

Finalmente, otra de las ventajas de las APK frente a las apps de Google Play Store es el hecho de que al ser necesaria una verificación por parte de Google, dichas aplicaciones pueden tardar en estar disponibles y esto puede desesperará a los fans de las versiones beta que esperan con ansias las últimas novedades o correcciones de errores, descargando directamente la APK desde la web del desarrollador, como por ejemplo en el caso de WhatsApp, nos libramos de este problema.