Crédito: Reuters/Siphiwe Sibeko.

La pandemia del coronavirus está mostrando un nuevo aumento en el mundo. En el continente americano variadas naciones están ya en el pico de contagios o entrando en este. Por su parte, Europa y Asia luchan contra el resurgimiento de casos y una posible segunda ola de contagios.

En total, 23,7 millones de personas en el mundo ya se han contagiado con el COVID-19. Asimismo, este ya se ha convertido en el causante de la muerte de más de 814 mil individuos.

Debido a esto, el mundo teme los efectos de otro aumento descontrolado en los casos de COVID-19. No obstante, continentes como África podrían haber superado el pico sin salir tan afectados, según declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS).

OMS informa que África podría haber superado su pico de contagios

En medio de la pandemia, el continente africano parece haber podido retener efectivamente los contagios al reportar 1,2 millones de casos en toda la extensión de su territorio, según un recuento de la AFP. Muchos pronosticaron que luego de esta relativa calma vendría un fuerte aumento de casos.

Ahora, las últimas declaraciones de la OMS parecen indicar que África ya podría haber dejado atrás dicho pico de contagios. Todo esto según las declaraciones dadas este martes por Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

Los nuevos casos están disminuyendo

De entre los comentarios datos por Moeti, uno de los más destacados hizo referencia a la disminución del conteo general de casos en el continente:

“Estamos viendo que hemos tenido lo que parece haber sido un pico, y ahora tenemos el número diario de casos reportados en general en la región bajando”.

Esta reflexión compartida durante una reunión en línea podría indicar que África fue capaz de contener lo suficiente la primera ola del coronavirus como para que su pico fuera controlable. Ahora, parece que la mayoría del continente se encuentra en la ruta de salida de la pandemia.

Durante la reunión, el funcionario aprovechó para felicitar a los líderes africanos por tomar decisiones como cerrar sus fronteras y hasta paralizar sus economías para controlar al virus, actos que calificó como “extremadamente valientes y difíciles”.

Comentó que gracias a estas acciones se pudo evitar la “catástrofe” que se predecía para África una vez el SARS-CoV-2 llegara a su territorio. Sin embargo, advirtió también que la situación en la que se encuentran sigue “siendo muy grave” por lo que hizo un llamado a todos los líderes a mantenerse alerta.

Segunda ola al acecho – No hay que descuidarse

En consonancia con lo comentado por Moeti, Zweli Mkhize, el ministro de Salud de Suráfrica comentó que, aunque los números de contagios y fallecimientos en su territorio van en descenso su “mayor preocupación es si, de hecho, este es el primer aumento y podría haber otro”.

Países como España o Italia son los ejemplos perfectos de lo que puede hacer la segunda ola del COVID-19. Durante meses, se consideró que esta se trataba de una etapa superada y comenzaron a relajar las medidas de prevención. Ahora, ambas naciones vuelven a contar sus contagios diarios en cientos –y están cerca de llegar a miles–.

Ahora, varios gobiernos africanos también están levantando los bloqueos con la intención de intentar regresar paulatinamente a la normalidad. Por lo que Moeti ha advertido que “ahora que los países abren sus economías, se requiere una mayor vigilancia”.

Sumado a esta advertencia, primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, también se ha encargado de resaltar cómo el coronavirus nos ha mostrado que “los sistemas de salud sólidos son una cuestión de seguridad nacional y supervivencia”.