El trastorno bipolar y las psicosis como la esquizofrenia son trastornos mentales graves que, por lo general, se diagnostican mucho después de que iniciaron. Este diagnóstico tardío se ha asociado con un pronóstico desfavorable en su curso.

Dicho esto, cuanto antes el paciente reciba el diagnóstico correcto y comience el tratamiento, mejor será su pronóstico. Por lo que es una prioridad detectar a tiempo cualquier indicio de estos trastornos, pero para ello es necesario identificar de manera certera los factores de riesgo asociados.

La tarea no es nada fácil ya que, incluso en nuestros tiempos avanzados, los trastornos psicológicos resultan muy difíciles de abordar. Pero la ciencia sigue trabajando en pro de detectar aquello que predispone a algunas personas a padecerlos.

Un factor conocido es la depresión, así como la genética. Tenemos el caso de un estudio reciente del proyecto de psiquiatría danés iPSYCH, que ha identificado factores de riesgo genético asociados al trastorno bipolar y las psicosis entre las personas con depresión.

Factores genéticos en pacientes con depresión

Muchas de las personas que padecen trastorno bipolar o alguna psicosis buscan servicios de salud mental para abordar síntomas de depresión. En vista de ello, los investigadores de iPSYCH decidieron recolectar y examinar datos de 16.949 personas de entre 10 y 35 años que cumplieran con dicho perfil en un hospital psiquiátrico en Dinamarca.

El objetivo era determinar si había factores genéticos asociados con un mayor riesgo de desarrollar trastorno bipolar o psicosis entre los pacientes que presentaban depresión, lo cual podría facilitar la detección de dichas afecciones.

Entonces consideraron las puntuaciones de riesgo genético para el trastorno bipolar y la esquizofrenia, es decir, el riesgo genético individual de desarrollar dichos trastornos. Así descubrieron que las puntuaciones de riesgo genético para el trastorno bipolar y las psicosis conducían a dichas afecciones en los pacientes que tenían depresión, aunque dicho efecto fue pequeño.

“Una cosa que descubrimos fue que la puntuación de riesgo genético para el trastorno bipolar está asociada con un mayor riesgo de desarrollar trastorno bipolar, y que la puntuación de riesgo genético para la esquizofrenia está asociada con un mayor riesgo de desarrollar una psicosis entre los pacientes que han sido diagnosticados con depresión”, dice Katherine Musliner, del Centro Nacional de Investigación.

Muy pronto para usarlos como criterio

La autora principal dice que saber esto puede ser útil en la práctica clínica a la hora de identificar a los pacientes que deben ser monitoreados aún más de cerca. Pero su colega, el profesor Søren Dinesen Østergaard del Departamento de Medicina Clínica y del Hospital Universitario de Aarhus — Psiquiatría, recuerda que actualmente las puntuaciones de riesgo no se usan para ello y que es necesario llevar con cuidado estos hallazgos.

“En la actualidad, las puntuaciones de riesgo genético no pueden contribuir al diagnóstico precoz de trastorno bipolar y psicosis en la práctica clínica , pero no se puede descartar que este sea el escenario futuro”, dijo.

Sin embargo, el estudio demuestra una vez la importancia de conocer no solo los detalles de la vida y salud del paciente, sino también su historia familiar para obtener mayor información sobre la presencia de trastornos mentales en su familia. Este sí es un fuerte factor predictor para el desarrollo de dichos trastornos.

Referencia:

Polygenic Risk and Progression to Bipolar or Psychotic Disorders Among Individuals Diagnosed With Unipolar Depression in Early Life. https://ajp.psychiatryonline.org/doi/10.1176/appi.ajp.2020.19111195